En favor del medio ambiente

Con la restricción de entregar bolsas de plástico de asa evitaremos que diariamente, como sucedía hasta hace un par de meses, se desechen 2 millones de bolsas de plástico en la ciudad
10/09/2018
07:04
-A +A

Una de las reglamentaciones que mayor repercusión tendrá en la ciudad de Querétaro y que ha sido bien acogida y rápidamente aplicada por los ciudadanos del municipio del mismo nombre, es la que restringe la entrega de bolsas de plástico de asa a los clientes de los establecimientos comerciales, para que los primeros trasladen la mercancía adquirida.

Recordemos que entre los principales contaminantes del medio ambiente —en todo el mundo— se encuentra el plástico elaborado a partir de derivados del petróleo, pues además de que tardan años —casi un siglo— en degradarse, desprende tóxicos dañinos a la naturaleza y a los seres vivos y, por si fuera poco, una vez que llegan a los mares, causan la muerte de diversidad de fauna pues los animales lo confunden con alimento.

Con visión clara.  El objetivo de esta reglamentación fue sumar a Querétaro y a sus habitantes a la responsabilidad de participar en la reducción de la contaminación ambiental mediante un mecanismo sumamente sencillo que es no aceptar bolsas de asa de plástico para llevar nuestra mercancía.

El principio de la propuesta es muy sencillo: traer siempre con nosotros —como lo hacíamos antes— nuestras bolsas del mandado para cargar todo lo que compramos y así evitar que esas bolsas de plástico desechables las arrojemos al medio ambiente y contaminen severamente. 

La reglamentación contempla que los establecimientos comerciales como las tiendas de conveniencia, los abarrotes, las cadenas comerciales o centros comerciales en el municipio de Querétaro, no proporcionen a los consumidores bolsas de plástico desechable que sean usadas para el acarreo de productos comercializados.
No están prohibidas las bolsas en las que, por ejemplo, se envuelve la carne, el pescado o en las que se empacan dulces. La restricción es para las bolsas de asa de plástico que son desechables y que entregan en las tiendas para cargar lo comprobado, independientemente de su empaque.

Con esta medida, evitaremos que diariamente, como sucedía hasta hace un par de meses, se desechen 2 millones de bolsas de plástico en la ciudad. Esta determinación no implica costo alguno para los ciudadanos; eso es falso. Por el contrario, si todos llevamos nuestras bolsas del mandado a las compras, ahorramos mucho y conscientemente apoyamos la protección del medio ambiente.

Ha sido un éxito esta medida porque se sustentó en diversas etapas que condujo a la población a asumirla como una responsabilidad de todos.
Iniciamos con una fase de concientización que implicó que paulatinamente tanto ciudadanos como comerciantes adoptáramos esta medida. Por supuesto que no se aplicó una sola sanción en un inicio, simplemente porque no era una medida con fines recaudatorios. Lo importante es que asumiéramos nuestro compromiso con la naturaleza, aportando nuestro granito de arena con esta sencilla medida.

Proyecto para el país. La medida adoptada en el municipio de Querétaro ha llamado poderosamente la atención en otras entidades del país, como es el caso del vecino estado de San Luis Potosí, cuyo Poder Legislativo aprobó, la semana pasada, una reforma similar a la queretana, que aplicará en todo su territorio a partir del año venidero.

Como diputado federal, una de las iniciativas de ley que habré de presentar ante el pleno de la Cámara Baja del Congreso de la Unión es una acción similar a la establecida en el municipio de Querétaro pero de alcance nacional, de tal manera que como país nos sumemos, en la práctica real, a combatir el deterioro del medio ambiente.

Actualmente me encuentro redactando el documento que presentaré como iniciativa de ley y que prontamente estará listo, para así dar el siguiente paso que es proponerlo ante las comisiones legislativas correspondientes.

De esta manera, asumo mi responsabilidad como diputado para con Querétaro y México y, por supuesto, de manera particular como integrante del Poder Legislativo de nuestra gran nación, cuyos integrantes siempre tenemos la obligación de crear leyes que beneficien a sus habitantes. 
 Diputado federal por Querétaro

Comentarios