En favor de Corregidora sustentable

Rogelio Vega Vázquez Mellado

El derecho al desarrollo es la medida del respeto de todos los derechos humanos. Ése debería ser nuestro objetivo: una situación en que a todas las personas se les permita acrecentar al máximo sus posibilidades, y contribuir a la evolución de la sociedad en su conjunto… — Kofi Annan

En días recientes tuve la oportunidad de acudir a un encuentro con el secretario Marcelo López Sánchez y los socios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Querétaro. En la conferencia, impartida por el funcionario estatal, me llamó la atención el concepto de ‘Querétaro Sustentable’, la amplitud y la trascendencia de conjugar nuestras acciones en torno a este precepto.

En el Querétaro sustentable que estamos construyendo, existe un apartado dedicado a la gobernabilidad, considerando ésta como el elemento fundamental sobre el cual descansa la convivencia, el tejido social saludable y desde luego la cimentación en la estructura económica en la entidad.

Ahí cobran fuerza los derechos humanos, los cuales junto con la legalidad, la seguridad, instituciones transparentes y la participación ciudadana, permiten a la entidad crecer bajo un clima de paz social y seguridad jurídica. Es por ello que en Corregidora debemos dar un paso determinante en el trabajo de difusión, capacitación, y respeto a los derechos humanos.

Sabemos que nuestro municipio se ha convertido en eje fundamental del desarrollo en la entidad; son miles de historias de esfuerzo y dedicación que se tejen desde Corregidora por lo cual es importante realizar un ejercicio que permita no sólo contemplar sino garantizar que no existan abusos o discriminación en sus diversas vertientes.

La Organización de las Naciones Unidas determinó que “la persona humana es el sujeto central del desarrollo y debe ser el participante activo y beneficiario del derecho al desarrollo…” debate profundo que ha llevado a la creación de una metodología clara para medir el desarrollo humano a partir de la base progreso alcanzado en materia de esperanza de vida, alfabetización, matrícula escolar y producto interno bruto. De ahí la importancia de ubicar en un ángulo preponderante los derechos inalienables a la persona; no es una opción el trabajar a favor de esta materia sino una obligación a la cual no podemos exceptuarnos.

Es por ello que deseo compartir que ha sido ya instalada la Comisión de Derechos Humanos en el municipio de Corregidora, a casi 100 días de haber iniciado funciones, al fin pude junto con mis compañeros ver materializado este órgano. Tenemos como misión poder concentrar los esfuerzos de nuestros compañeros regidores así como de las diversas áreas de la administración a favor de los derechos fundamentales, pero también y principalmente acompañarnos de aquellas instituciones públicas y privadas especialistas en el tema.

Estaremos sesionando de manera permanente pero también espero poder reunirme con los regidores de otros municipios así como con los integrantes de la Comisión de los Derechos Humanos y Acceso a la Información Pública en la LVII Legislatura local que encabeza el diputado Alejandro Cano Alcalá.

Estamos llamados a un ejercicio profundo de reflexión y de acción en torno a este tema, considerando que el respeto a los derechos fundamentales es el basamento necesario para generar un desarrollo incluyente, no sólo un crecimiento económico simple; ésa es nuestra principal motivación para trabajar por Corregidora.

Regidor del municipio de Corregidora

Comentarios