Empoderar al tigre —de las audiencias—

Los legisladores federales —diputados y senadores— mirarán el calendario cada vez más conforme se acerque el 30 de abril.
18/03/2018
06:51
-A +A

Periodista. @carloaguilarg

Los legisladores federales —diputados y senadores— mirarán el calendario cada vez más conforme se acerque el 30 de abril.

No porque deseen recordar su infancia, sino porque es la fecha límite que tienen para cumplir con una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la regulación de la publicidad oficial en los medios de comunicación, a partir de un amparo presentado por el Artículo 19.

El próximo 20 de marzo, el colectivo Medios Libres, especialistas y académicos con trayectoria en el tema, estarán en el Senado planteando, una vez más, la relevancia de que el Congreso aborde a profundidad el tema y escuche las propuestas de la sociedad y la academia por encima de los intereses económicos de los concesionarios y dueños de los grandes medios electrónicos.

La problemática es de trascendencia social. No se trata de una nimiedad en la que los ciudadanos y las audiencias estén al margen.

El 16 de marzo, a partir de una iniciativa impulsada principalmente por Jacqueline Peschard, ex comisionada del IFAI y ex consejera electoral del IFE, la UNAM realizó el seminario internacional Libertad de Expresión y Publicidad Oficial, en el que se insistió la relevancia del tema con base en un menú de ponentes de reconocida calidad y trayectoria.

El reloj avanza y a los legisladores les quedan menos de 44 días para responder a la máxima instancia del Poder Judicial.

En los siguientes párrafos describiré algunos de los puntos más relevantes del seminario. Para mayor profundidad, también recomiendo sintonizar y ver el programa Audiencias Creativas del próximo miércoles 21 de marzo a las 10 a.m. y la primera emisión de abril a través de Radio Universidad (89.5 FM) o TvUAQ (canal 24.1 de televisión abierta). También las páginas de las siguientes ediciones del semanario Tribuna de Querétaro, dirigido por Víctor López Jaramillo, articulista de esta casa editorial.

De acuerdo con una recopilación de las iniciativas que existen en el Senado de la República, hay 8 iniciativas de ley relacionadas con la materia presentadas por senadores del PAN (Marcela Torres Peimbert) y del PT (Miguel Barbosa o Dolores Padierna). Con base en ello, la Cámara Alta elabora un documento en el que se comparan las iniciativas para ver qué aspectos sí se consideran y cuáles no, coincidencias y diferencias.

Además está una iniciativa presentada recientemente por el PRI en la Cámara de Diputados que pone focos rojos de alerta, según especialistas, porque “normalizaría” las prácticas y los vicios en la relación prensa-poder que le conviene al statu quo.

Una coincidencia en las propuestas de varios ponentes fue la creación de un fondo con recursos públicos; los medios “concursarían” por obtener recursos de ese fondo para publicidad o anuncios en sus respectivos espacios a partir de diferentes mecanismos y con base en que el fondo sea controlado por un consejo ciudadano.

También hubo voces, como la del doctor Raúl Trejo Delarbre, a favor de que gradualmente desaparezca la publicidad oficial en los medios de comunicación sin dejar “morir” los medios o sin dejar a periodistas sin trabajo.

Aleida Calleja, de Observacom y ex presidenta de la Amedi, señaló que también podría impulsarse un recurso o fondo para el estudio de las audiencias y la defensa de sus derechos. Además planteó la urgencia de que los legisladores realmente se interesen por la problemática.

En lo que respecta al 30 de abril, se plantearon 3 posibles escenarios: Primero, que el Congreso de la Unión responda satisfactoriamente en tiempo y forma a la Suprema Corte para cumplimentar la resolución. Este escenario podría traer una desventaja: que la respuesta aborde de manera general el tema.

El segundo escenario contempla que el Congreso no responda, Aquí podrían desprenderse dos casos: que el Poder Legislativo demuestre que ha avanzado en el tema y solicite más tiempo o que no haya respuesta alguna.

El tercer escenario es que pudiese haber una destitución del sujeto que no cumplió la resolución —el Congreso de la Unión—. Aunque aquí habría que considerar varios aspectos y elementos, porque no sería ni inmediatamente ni a todos los legisladores.

Lo más importante, desde mi punto de vista, está en que hasta el 30 de abril logremos empoderar más al “tigre” de las audiencias y que éste se involucre y participe más para que exija a los legisladores anteponer intereses ciudadanos a las presiones económico-políticas.

Feliz domingo.

 

 

 

Comentarios