El seleccionado mexicano dando la cara por CONCACAF

Ignacio Silis González

Excelente martes a todos los lectores universales.

Buen triunfo del equipo nacional mexicano al iniciar la Copa América 2016, venció por 3-1 al poderoso Uruguay, rival por demás difícil al ser uno de los grandes favoritos para obtener el titulo centenario, un partido por demás rispido y difícil para los mexicanos ya que los charrúas manifestaron siempre el deseo de ganar cada balón disputado con los mexicanos, muchas veces abusando de la fuerza desmedida, siempre haciéndose sentir con los mexicanos.

México encontró la ventaja tempraneramente gracias a un autogol de Pereira, lo que le permitió jugar con más soltura aguantando la marca férrea impuesta en el medio campo por los sudamericanos, Talavera fue factor a favor de los mexicanos en sus intervenciones en el primer tiempo, gran labor en media cancha de los “europeos” Herrera y Guardado quienes le dieron el tiempo exacto a los cambios de ritmo del equipo mexicano, el capitán Rafael Márquez demostró que a pesar de su veteranía sigue siendo un gran líder para nuestra selección, Moreno, Reyes , Araujo y Layún se notaron con mucha solidez a pesar del vendaval ofensivo que por momentos se vino sobre la meta de Talavera, Jesús Corona fue desequilibrante y propicio con su habilidad la expulsión de Giménez cuando el primer tiempo expiraba. El “Chicharo” aunque no anoto gol, tuvo a la zaga contraria en vilo con sus movimientos y velocidad.

Para el segundo tiempo México perdió el orden durante los primeros 25 minutos de juego, incluso se vio mermado por expulsión a uno de sus soportes en el eje del campo, Guardado regaló la segunda tarjeta de manera inocente, del cobro de esa falta vino el gol charrúa mediante un sólido cabezazo de Godín a cobro de Sánchez, parecía que Uruguay se tiraría con todo al frente pero no contaban con que al ingresar Irving Lozano por Aquino y Raúl Jiménez por Hernández el seleccionado tricolor encontraría velocidad y frescura al contraataque, México tuvo profundidad y picardía con el “Chuky”, vino el soberbio gol de Rafa Márquez para regresar la tranquilidad y propició el desajuste de las líneas defensivas uruguayas, ya que el capitán Godín se convirtió en un centro delantero mas, lo que fue bien aprovechado tácticamente por el planteamiento de Osorio  y cuando faltaban solo minutos para la conclusión del partido Héctor Miguel Herrera lo sentenció mediante un gol de cabeza.

Con este resultado México se ubica como líder de su grupo compartiendo la posición con Venezuela en puntos pero con mejor diferencia de goles, buen resultado aunque por momentos el equipo se desequilibró y mostró carencias en la marca y la creación en medio campo al igual que en el partido amistoso anterior ante Chile lo cual sinceramente se tiene la plena confianza que el timonel del cuadro azteca las trabaje y corrija para conforme avance el proceso.

Ahora los nacionales enfrentaran su próximo compromiso el día jueves 9 de Junio a las 21:00 hrs. ante Jamaica, de lograr el triunfo tendrán amarrada la calificación a la siguiente ronda. El Tri tiene todo para crecer y trascender en este torneo histórico, seguro que vendrán más satisfacciones y buenos resultados.

Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

Comentarios