24 / julio / 2021 | 06:57 hrs.

El salario, principal fuente de ingreso

Carlos Lázaro Sánchez

Se ha puesto ya sobre la mesa de debate y discusión el tema del salario mínimo, en el cual algunos proponen simplemente subirlo. Según Forbes, es una “absurda idea” al señalar que “subir el salario mínimo artificialmente terminaría generando desempleo, y por si fuera poco, condenaría de manera discriminatoria e injusta a los trabajadores menos cualificados, pues al resultar más caro emplearlos, habría menos empleo formal disponible para ellos. Por otra parte está la aprobación por parte de la Cámara de Senadores sobre la desindexación del salario mínimo como unidad de referencia con la creación de una Unidad de Medida y Actualización (UMA).

Y ¿qué cosa le conviene más a los queretanos? De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) México ha sufrido retrocesos en la década que va del 2000 al 2011 en efectividad del salario mínimo.

Según la Comisión Económica para América Latina, México es el único país en Latinoamérica donde el salario real mantiene a los trabajadores en un estado permanente de pobreza. En Paridad de Poder Adquisitivo (PPA), el salario mexicano es dos veces menor que el salario mínimo en Brasil, El Salvador, Perú, Honduras, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Y al hablar de indexación, proponemos que el salario mínimo deje de ser una variable y se convierta en un derecho humano; se espera que la medida desate un proceso de recuperación del salario mínimo y un primer paso a la recuperación del poder adquisitivo. México es el único país en Latinoamérica con salarios mínimos estáticos.

El dictamen aprobado modifica los artículos 26, 41 y 123 de la Constitución y surge de las iniciativas presentadas por los coordinadores de las bancadas del PRD, el PAN, Movimiento Ciudadano y el PT, así como del Ejecutivo federal. En nuestro estado somos el único partido que ha adelantado que participará para que la indexación del salario mínimo sea una realidad.

Si logramos que se lleve a cabo, estaremos hablando de poder establecer nuevas políticas de recuperación del poder adquisitivo de los salarios mínimos y resarcir poco a poco la pérdida acumulada de más de 70 por ciento.

De acuerdo con Thomas Piketty sólo después de la Segunda Guerra Mundial se pudo medir cabalmente que la desigualdad de los salarios e ingresos había disminuido en los países occidentales desde el siglo XIX, luego de la cual iniciaron nuevas predicciones.

Hoy lo vemos en las calles, lo vemos como demanda ciudadana, hoy no alcanza con lo que actualmente está definido como salario mínimo, ha perdido valor. Hoy, no alcanza, hoy es tiempo de desindexarlo.

Las familias contamos con el salario como el único medio para cubrir necesidades básicas y aspirar a mejorar nuestras condiciones de vida, es fundamental para el desarrollo económico estatal, municipal y nacional.

No podemos permitir que sigan pasando los años y el valor real de salario continúe a la baja, el salario mínimo debe romper con la larga espera y ponerse en el debate queretano para beneficiar a las familias.

Y ¿cómo se distribuyen los salarios que representan por mucho la fuente más importante de ingresos de los hogares? Hay una tremenda desigualdad de los salarios entre los asalariados de tiempo completo; asimismo si tomamos en cuenta los salarios del sector público y del privado; los ingresos de actividad no salarial de los trabajadores independientes. En fin, momento de debatir en nuestro estado para beneficiar a los queretanos.

Diputado local de la LVIII Legislatura.Presidente de la Comisión de Asuntos Municipales y del Migrante. [email protected]  @CL_SanchezTapia

Comentarios