El robo de autos, ¿un delito normal?

César Lachira Sáenz

Para el  secretario del Gobierno Municipal, Mauricio Ortiz, el robo de autos y los cristalazos al que son víctima muchos queretano y visitantes que acuden al centro de nuestra ciudad, es una cosa normal, por lo tanto no hay que alarmarse. Tal afirmación denota la poca responsabilidad que se tiene sobre una problemática que cada día va creciendo.

Si a lo anterior agregamos la denuncia de Alfonso Gonzáles Hurtado, líder del comercio establecido en el Centro Histórico, quien declaró que a diario se cometen hasta 30 robos diarios, vaya que el asunto si debe preocupar a la autoridad municipal, y no considerarla como algo normal.

Hace algunos meses, el presidente municipal, Roberto Loyola, había anunciado la aplicación de un programa llamado “policía retro”, y nos imaginamos el retorno  del policía de a pies, de aquel que recorría a diario la calle, sin embargo eso no ha ocurrido, y seguimos viendo que la policía municipal está más preocupada en levantar infracciones de tránsito que en dar protección y seguridad a los ciudadanos.

El colmo de las cosas la ha dado el secretario de finanzas municipal Julián Lambarri, quien  está solicitando que se eleven las sanciones para los infractores reincidentes, esto como una medida para incrementar las finanzas municipales.

Vaya que la propuesta en sí es intimidatoria. Pero veamos. Muchas calles donde los dueños de vehículo se podían estacionar tranquilamente, ahora están pintadas de amarillo, incluso, en parques y jardines que en nada estorban al transeúnte ahora son prohibitivos, y la policía está pendiente de ver quien lo hace para levantar la infracción, pero ahora resulta que si lo vuelves hacer será mayor la sanción.

Creemos que necesitamos una policía preventiva ante que sancionadora y una política de tránsito municipal, que tome en cuenta las necesidades de los ciudadanos, si ya de por sí las multas son excesivas, elevarlas significaría una afectación directa al bolsillo del ciudadano. Que mejor se preocupen en darle mayor seguridad a la ciudadanía, y ojala que el retorno de la “policía retro” sirva para perseguir a los delincuentes y no para afectar a los ciudadanos.

EL PARTIDO HUMANISTA COMO OPCIÓN DE LOS EX PANISTAS

Hace poco recibí un correo de Ignacio Iris Salomón, líder nacional del Partido Humanista (PH), en la que me reprochaba que su partido no tenía ninguna relación con el calderonismo panista, que por cierto fue de un artículo que se publicó meses atrás, pero que recién lo había leído el líder humanista.

Resulta que el artículo no estaba equivocado y es cierto el PH va ser un refugio de muchos panistas que no van a ver cubierta sus expectativas al interior del PAN. El primer paso lo ha dado Salvador Pérez Olvera, ex presidente municipal de San Juan del Río, quien abandona las filas de Acción Nacional, para sumarse al humanismo y contender por alguna candidatura en dicha demarcación en el 2015.

Al viejo estilo de los partidos satélites, el PH está a la espera de más renuncias panistas para engrosar su filas y hacer frente la próxima contienda. Vaya que el asunto del reciclaje político va a estar a la orden del día.

NO SATANIZAR EL DEDAZO

Para el dirigente del PAN, José Baez Guerrero, se está satanizando el proceso de selección por designación, e insiste que “este es un proceso democrático, ya que órganos colegiados, de manera libre y secreta votan por quien pudiera ser la mejor persona”. La afirmación se formula previo a la aprobación del método de elección de sus candidatos a diputados federales.

Discrepo con tal afirmación y lo hemos sostenido: “las designaciones colegiadas son decisiones de una elitocracia partidaria que son opuestas a los proceso democrático, pon tanto son una antítesis de ésta”. No es que se quiera “satanizar”, sino darle el nombre correcto a estas conductas que son opuestos a la democracia.

Es claro que esta modalidad de selección no sólo ocurre en el PAN, también ocurre el PRI, quien elegirá a sus candidatos a través de la “sabia” decisión de los llamados “siete notables”. Es curioso el nombre con que se le designa a este Comité de Postulación de candidatos a diputados locales, pero en fin, es parte de la una simulación, porque en realidad las designaciones son parte de las negociaciones al interior del partido, y una vez acordado el comité las legitima.

En fin, los partidos, creo que la mayoría, PRI-PAN y PRD, acuerdan en los “oscurito” quienes serán sus candidatos, y a  eso le quieren llamar democracia.

Comentarios