El riesgo de no cumplir

Carlos Lázaro Sánchez

La discusión sobre la legislación secundaria en materia electoral tiene plazos muy claros para su armonización en los Congresos de los estados. Hoy las alarmas están encendidas porque son nueve entidades federativas que aún no logran llevar a cabo el proceso total de homologación de la reforma.

Querétaro es uno de estos estados con el pendiente de armonizar, para sus normas locales, la reforma político-electoral. Para cumplir este objetivo, los Congresos estatales, incluyendo el de Querétaro, tienen el plazo de 10 días a partir de hoy para lograrlo.

De acuerdo a la Constitución, el proceso electoral a nivel federal inicia diez meses antes del día de la jornada, el cual para el próximo proceso electoral será en junio del 2015, por ende este proceso deberá dar inicio en septiembre de este año.

Por otro lado, la misma Constitución señala que el plazo que se tiene para generar modificaciones al marco normativo electoral es hasta de 90 días antes del inicio del proceso. Por tanto se tiene hasta el 30 de junio de este año para dar fin al vigente proceso de armonización y homologación de la reforma en materia electoral.

En ese sentido, los 31 estados y el Distrito Federal deben tener homologados con sus normas locales respectivas y antes del 30 de junio las leyes de Instituciones y Procedimientos Electorales, Partidos Políticos, Sistema de Medios de Impugnación y la de Delitos Electorales.

Los estados que no cumplan en su totalidad con la armonización de la reforma político-electoral están en riesgo de caer en la ingobernabilidad. Porque en caso de que un estado no cumpla con el plazo del próximo 30 de junio, entraría en un conflicto normativo, lo cual genera problemas en la organización de sus comicios.

Una salida comentada por el mismo Instituto Nacional Electoral (INE), es que en caso de existir incumplimiento en la armonización legislativa por parte de los Congresos estatales, podría hacerse un llamado para que prevalezca la legislación constitucional y la legislación general. Es decir, tendría que aplicarse las normas de la reforma que prevalecen sobre las leyes locales.

En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) hacemos un llamado al Congreso de Querétaro para que los diputados no pongan en riesgo la estabilidad política del estado.

Hacemos un llamado a la voluntad de los diputados del PRI y del PAN para adecuar en tiempo y forma los ordenamientos en materia electoral. Esperamos que las visiones parciales no le apuesten a un escenario de ingobernabilidad derivado de unas elecciones complejas y difícilmente llevadas por una falta de responsabilidad en el proceso de armonización legislativa.

La postura del PRD siempre será de propuesta y de apertura en el diálogo. A partir de estas características empeñamos nuestro compromiso de participación y colaboración para dar salida a este pendiente legislativo antes del próximo 30 de junio.

Nuestro principal interés es brindarle certeza a los queretanos para el próximo proceso electoral, porque sabemos que la democracia necesita ante todo de reglas claras y puntuales.

 

Presidente del Comité Directivo Estatal del PRD

Comentarios