El prometer no empobrece…

Jerónimo Gurrola Grave

¿Cuántos años llevan los servidores públicos de los tres niveles de gobierno combatiendo la pobreza? Para no hacer historia, diré que desde que tengo uso de razón, la cantaleta de éstos ha sido siempre la misma; combatir la pobreza y la miseria de los mexicanos. Gobernantes de uno y otro partido entran y salen pero como a todos nos consta, éste flagelo no sólo se agranda sino también se profundiza.

Cada gobernante en turno presenta sus estadísticas en materia de combate a la pobreza de acuerdo a como mejor le conviene. Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, hasta 2014 el es tado de Querétaro registraba un total de 675 mil personas en situación de pobreza, que representaba el 34.2% de la población. Que 1 millón 73 mil personas carecían de acceso a la seguridad social, 324 mil queretanos no tenían acceso a la educación y 312 mil y 311 mil personas carecían de salud y alimentación, respectivamente.

En abril pasado, Francisco Domínguez, candidato a la gubernatura dijo que 4 de 10 queretanos vivían en pobreza y que era urgente combatir la pobreza y pobreza extrema en la entidad por lo que proponía siete ejes para dinamizar la economía estatal. El pasado 4 de noviembre, en el marco de la tercera sesión ordinaria del Comité Municipal Intersecretarial que coordina la Cruzada Nacional contra el Hambre entre la Sedesol federal y el municipio de Querétaro, se dijo que el 30% de la población vive en condiciones de pobreza extrema, que 239 mil habitantes carecen de dos o más servicios básicos y que existen 107 mil personas en situación de pobreza extrema.

Allí el delegado estatal de Sedesol, David Palacios y el presidente municipal Marcos Aguilar, coincidieron en que en el municipio de Querétaro, 26 mil personas viven en pobreza y pobreza extrema. Pero cualquiera que sea la cantidad verdadera, son muchos miles de queretanos olvidados y siempre utilizados en las campañas políticas para votar por uno u otro partido sin que se les haga justicia. “Que las consignas y diferencias políticas han llevado a la pérdida de recursos económicos que debieron ser utilizados para el bienestar social”, por lo que pidió la colaboración de todos los funcionarios, a fin de lograr la gestión de financiamiento para los programas que permitan abatir la pobreza en todos sus niveles en la capital, dijo el presidente municipal.

Y señaló que mientras uno solo de los mexicanos se encuentre atrapado en situación de pobreza, no se puede decir que México sea un país democrático y libre, que nadie puede ser libre ni ejercer sus derechos como ser humano, si él o su familia se encuentran inmersos en la sombra de la injusticia social. Efectivamente, la pobreza es el enemigo a combatir y en caso de que se olvide, el más indicado para recordárselos es el pueblo organizado.

 

Dirigente estatal del Movimiento Antorcha Campesina.

@Jggrave

[email protected]

Comentarios