El peritaje sobre la Línea 12 queda a deber

Raúl Rodríguez Cortés

Muy alta resultó la expectativa que se generó sobre el primer informe del peritaje externo de la consultora noruego-alemana DNV sobre el desplome de un tramo elevado de la Línea 12 del Metro que se dará a conocer hoy, si nos atenemos a lo que dice el documento, según fuentes que conocen su contenido.

En efecto, como se filtró durante los últimos días, se atribuirá a una falla estructural de origen, ya que los pernos metálicos que eran cruciales para la solidez del viaducto –y que servían como base de toda la estructura– parecen haber fallado debido a la soldadura deficiente, falla grave que probablemente causó el derrumbe.

Pero el señalamiento incluye una nota que dice que “ninguno de los elementos (pernos Nelson, soldadura, conexiones de soldadura, fuertes vibraciones y carga excesiva) pudieran haber sido la razón para perder la conexión de los pernos, (sino que) pudo también haber sido la combinación de los mecanismos causales indicados”.

Entonces, ¿sí o no fue solo una falla de origen en la obra civil? El documento dice que está todo bajo investigación y que “mayores detalles serán proporcionados a su debido tiempo”. ¿Qué está bajo investigación? “Las deficiencias en el diseño de la estructura, la falta de mantenimiento de la infraestructura y la influencia de las cargas estáticas”.

Se dirá entonces, como lo señaló The New York Times en su publicación del domingo pasado, que lo que se sabe hasta ahora ha derivado de fotos y de entrevistas. Luego entonces nada concluyente conoceremos hoy.

Lo único que parece claro es que las causas apuntarán necesariamente hacia los responsables técnicos, pero también políticos, de semejante desastre.

Tocará a la Fiscalía capitalina de Ernestina Godoy, con base en el peritaje ministerial que ha mantenido en el más estricto secreto, proceder contra los constructores si, como se afirma, hubo una falla estructural de origen, atribuible al Grupo Carso de Carlos Slim; y si, como es obvio suponer, las conclusionespericiales salpican, en el más alto nivel de la responsabilidad política, al funcionario encargado del proyecto y la construcción de la obra (Marcelo Ebrard) y a los encargados de su operación y mantenimiento (Miguel Ángel Mancera y Claudia Sheinbaum).

Mancera no ha dicho esta boca es mía, y Ebrard y Sheinbaum, aunque con maniobras silenciosas de sus equipos para blindarlos, se han negado a caer en una confrontación abierta. Lo cierto –como señalamos aquí hace algunos días– es que el accidente de la Línea 12 del Metro y lo que resulte del peritaje, será un golpe al corazón de AMLO porque pega a los hasta ahora principales personajes de su proyecto de continuidad política: Sheinbaum (su ariete) y Ebrard (su apagafuegos).(https://bit.ly/3gFXXi9).

La historia de la obra transcurrió siempre en medio de la polémica por cambios en el diseño (todo subterráneo o con tramos altos) y en el tipo de trenes por utilizar. (Gran Angular: “Nueve hechos que huelen a podrido en el Metro” https://bit.ly/3gDxW2U ).

Si la obra inaugurada por Ebrard fue cerrada por riesgos mayores durante el gobierno de su sucesor Miguel Ángel Mancera y sometida a las reparaciones necesarias, ¿no detectaron entonces la falla de origen? y, en todo caso, ¿qué fue entonces lo que se reparó? A ello se suma la misteriosa desaparición del manual de mantenimiento entregado por los constructores y que la actual administración, la de Sheinbaum, asegura que no recibió de su antecesor. (Gran Angular: “El desaparecido manual de mantenimiento de la Línea 12 del Metro”https://bit.ly/3vuTzYm ).

Tras su cierre y reparación, el gobierno de Mancera demandó a losconstructores ICA-Carso-ALSTOM el pago de mil millones de pesos “por trabajos no concluidos y vicios ocultos en la construcción y ejecución de la obra civil”. El juicio mercantil favoreció a la administración capitalina en una primera instancia, pero una apelación ante el Tribunal Superior de Justicia del D.F. exoneró a los constructores y Mancera acabó pagando tres veces más lo reclamado. (Gran Angular: “Línea 12: cuando los constructores doblaron al gobierno de Mancera” https://bit.ly/3cJIe0d ). ¿Si ya es cosa juzgada, puede volver a serlo? ¿La justicia vendió a una u otra de las partes sus resoluciones?

Sea como sea, deben pagar los responsables del trágico desastre que cobró la vida de 28 personas y afectó la movilidad de millones de capitalinos. Está a la vista al menos uno de los constructores y todo indica que la responsabilidad política toca tanto a Ebrard como a Mancera y Sheinbaum.

Instantáneas:

1. OPORTUNISMO. The New York Times señaló también en su reportaje del domingo pasado que las aspiraciones presidenciales de Ebrard en 2012 lo llevaron a apresurar la obra y a descuidar, por las prisas, su construcción. Un par de fechas pueden aportar elementos de interpretación sobre el aserto de su oportunismo político: Ebrard declinó su precandidatura presidencial a favor de AMLO el 15 de noviembre de 2011 e inauguró la Línea 12 casi un año después, el 30 de octubre de 2012.

2. MORENA Y LA CDMX. Morena ganó en once de las quince gubernaturas que estuvieron en juego en las pasadas elecciones. ¿Qué le pasó entonces en la Ciudad de México? Sus victorias estatales hablan muy mal de su fuerza política en la capital del país. ¿Cómo explicarse que siendo la CDMX durante años un bastión progresista, haya perdido en nueve de sus quince alcaldías? Todo apunta a los malos manejos y sonados escándalos de sus gobernantes. No hay manera de controlar a una sociedad pensante que ve con sus propios ojos los graves errores cometidos. Muchos morenistas atribuyen a Gabriel García, el poderoso coordinador de los superdelegados de la 4T y comandante en jefe de los “servidores de la nación”, los errores de operación política que llevaron a los desastrosos resultados electorales capitalinos. Consideran que debió analizar perfiles y postular candidatos competitivos, en coordinación con el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, o el líder de la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal. Dicen los que saben que se fue por la libre con aspirantes que acabaron en el foso de los perdedores.

3. LOS PLURIS TRICOLORES DEL EDOMEX. Ya con sus constancias de mayoría en mano, los diputados plurinominales locales mexiquenses, definen si impondrán su aplanadora mayoría o abrirán las puertas de la negociación con la disminuida bancada de Morena, que nada más no ve cómo reponerse de la pasada elección. El tricolor mexiquense, dirigido por Alejandra del Moral, se ve allá fuerte y sólido, no escuálido como se observa a nivel nacional. No solo mejoró sus números electorales, casi un millón de votos más que el PAN, sino que también superó a fuertes candidatos blanquiazules y a otros con propuestas ciudadanas. Es el caso, se asegura en la clase política mexiquense, de Guillermo Zamacona en Huixquilucan.

4. PAROLIN. Mañana llegará a México el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. No se trata de una visita oficial, pero está programado que desayune el próximo lunes en el Palacio Nacional con el presidente LópezObrador. No se sabe oficialmente de los temas que hablarán, pero lo que parece claro es que están fuera de agenda la demanda de perdón de AMLO por los abusos cometidos por la Iglesia durante la Conquista y de dar marcha atrás a la excomunión de los Padres de la Patria. El segundo hombre en importancia de la Curia Romana estará el 19 de junio en Izamal, Yucatán, para conferir el episcopado al sacerdote Fermín Emilio Sosa Rodríguez, designado recientemente nuncio apostólico en Papúa Nueva Guinea. Al día siguiente, domingo 20 de junio, concelebrará misa en la Basílica de Guadalupe con el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo primado de México.

5. EMBAJADOR DE EU. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, oficializó ayer la nominación de Ken Salazar como embajador de Estados Unidos en México. El Senado estadounidense deberá avalar la propuesta. Salazar hizo historia junto con Mel Martínez en 2005 como los primeros senadores de origen hispano. Conocido por usar en público sombrero de cowboy y corbata de bolo en cuero con ornamento metálico, se ha definido como mexicano-estadounidense. De 66 años y nacido en el sur de Colorado, no tiene carrera diplomática, pero cuenta con amplia experiencia política y gran cercanía con el presidente de Estados Unidos.

6. SUICIDIO cometió ayer el almirante Hilario Durán Tiburcio, comandante de la Segunda Región Naval con sede en Ensenada, Baja California. De acuerdo con las primeras versiones ministeriales, se quitó la vida con arma de fuego dentro de las instalaciones navales. Se desconocen las razones que llevaron a tal decisión a quien durante un año estuvo al frente de una región naval en la que el puerto de Ensenada ha sido disputado por los cárteles Jalisco Nueva Generación, Sinaloa y lo que queda del de los Arellano Félix.   

[email protected] 
@RaulRodriguezC
www.raulrodriguezcortes.com.mx

Comentarios