El perdón… práctica de amor

El perdón nos da la oportunidad de vivir en plenitud, paz y amor para con nosotros mismos y con los demás, trabajando el ego que muchas veces nos cuesta dominar y preferimos vivir en el sentimiento de culpa que en la libertad del perdón. 
05/07/2019
09:17
-A +A

Dentro de esta maravillosa aventura llamada vida existen situaciones y conflictos que nos es menester perdonar, sin embargo, es un proceso que requiere ir acompañado de mucho amor y comprensión. El día de hoy trabajaremos un poco el arte de perdonarnos a nosotros mismos y a los demás, en el entendido de que el perdón es un regalo personal e intransferible. 
Lo primero que tenemos que hacer es entender que el perdón obedece a algo del pasado que sucedió como aprendizaje de vida, seguramente en ocasiones de manera muy dolorosa. 
El perdón nos da la oportunidad de vivir en plenitud, paz y amor para con nosotros mismos y con los demás, trabajando el ego que muchas veces nos cuesta dominar y preferimos vivir en el sentimiento de culpa que en la libertad del perdón. 

Pero, ¿cómo puedo perdonar a los demás? 
—Trata de identificar no desde el dolor sino del amor lo que tendrías de manera objetiva que perdonar.
—Exprésalo asertivamente si crees necesario hacerlo (recuerda: afectiva, efectiva y oportunamente). Muchas veces el silencio es evasión. 
—No te juzgues de sentir emociones como: pena, tristeza, coraje, dolor. Sólo que no te quedes atorado en el sentimiento: perdona por ti por tu paz interior, puedes decir: “te perdono, te libero, te suelto con amor” y verás que repitiendo esta fórmula habitualmente empezarás a sentirte ligero de cargas. 
—Trata de ser empático con la persona que te lastimó, por supuesto sin cargarla, comprende desde el corazón su incapacidad de hacer las cosas de diferente manera y suelta cariñosamente. 
—Realiza un inventario detallado de todo lo que tienes guardado en tu resentimiento, no los guardes, ya que a la larga son dañinos para tu salud mental, espiritual y corporal. 

¿Cómo perdonarme a mi mismo? 
—Perdonarnos a nosotros mismos es todavía más complicado. Es tanta la exigencia de la perfección que traemos desde pequeños, que nos parece más fácil vivir con el sentimiento de culpa muchas veces inconsciente, a poder entender que nos equivocamos, nos lastimamos o nos quedamos a deber. 
—Haz una lista de todas aquellas situaciones en las que te hayan lastimado o  permitiste que otros te lastimaran. 
—No te victimices, no sirve de nada, reconoce el error y aprecia el aprendizaje. De lo contrario es muy probable que vuelvas a cometer la misma falta.  
—No te juzgues con severidad, ámate, valórate, respétate, reconócete vulnerable e imperfecto. Fluye con amor. 
—Regálate a ti mismo la posibilidad de vivir en paz y armonía, perdonándote a ti mismo y por supuesto a los demás. 
—Vive y practica el perdón en tu día a día como parte esencial de tu vida, no guardes resentimientos y serás siempre pleno y feliz. 

Frases para trabajar esta semana: 

“Quiero querer quererme” 
“Vive la vida siempre como si fuese tu ultimo día: con intensidad”
“La vida es maravillosa, vivamos con plenitud con quienes nos rodean”
“A partir de hoy no tengo problemas, solo asuntos y situaciones por resolver”
Te recomiendo leer: 
“Vivir el Perdón”, de Jorge Lomar.
“Enamórate de Ti…”, de Walter Riso.

Comentarios y sugerencias: 
Gloria Villalobos Corral 
Terapeuta de Psicología Clínica 
y Programación Neurolingüistica 
[email protected] 
Facebook: Aprendiendo a vivir 
WhatsApp: 9982412230 

Comentarios