El interior de Facebook

16/10/2016
01:48
-A +A

Facebook se ha convertido en un espacio en donde se aglomeran millones de usuarios. Si fuera un país, sería el segundo en población, con más de mil 650 millones de personas, sólo por debajo de China, pero con una geografía infinita. En 12 años Facebook trepó hasta lo más alto, al grado que hoy se ha convertido, según la empresa Alexa, en el tercer sitio con mayor tráfico del orbe, detrás de Google y YouTube, respectivamente.

El objetivo de Facebook, según su fundador Mark Zuckerberg, es cumplir una misión social: hacer del mundo algo más abierto y lograrlo conectando a las personas del planeta vía su red social. Pero para eso se requiere que las personas que usan dicha red social sean lo más transparentes posible para que puedan alcanzar interacciones de mayor calidad, aunque paradójicamente la misma Facebook es poco abierta y transparente en su forma de operar.

Trebor Scholz y Laura Liu llevan a cabo una investigación (bit.ly/2csMIMs), para radiografiar a Facebook, que para ellos es una especie de fábrica que pone en marcha nuevas formas de explotación, en donde más de mil millones de usuarios se han tornado auténticos trabajadores digitales, que invierten un promedio de 20 minutos diarios comentando y desplazándose a través de las actualizaciones de su estado, lo que se traduce en cuantiosos ingresos y en más de 300 millones de horas de trabajo digital gratuito al día.

Desde el año 2013 Facebook ha aceitado su modelo de negocio al poner en marcha el intercambio de datos con empresas como Acxiom, Datalogix o Epsilon, especializadas en la captura y análisis de datos para su comercialización. Trebor y Laura quieren desentrañar este tipo de aspectos, para ello usan una base de datos abierta, por ley, de la red social con el fin de confeccionar el mapa de la forma en que opera.

Ambos se proponen estudiar los intestinos de Facebook, cómo trabajan sus herramientas y explicar el funcionamiento de varios de sus algoritmos, como por ejemplo el que maneja los eventos, el de geolocalización o el que determina el ingreso de los usuarios para ubicarlos en las categorías adecuadas de comercialización.

Para los autores de esta investigación, gracias al intenso monitoreo que hace Facebook de los comportamientos de las personas, tiene un perfil acabado de sus intereses y conducta, un conocimiento exacto de lo que realmente son y tiene la capacidad de predecir cómo se comportarán en el futuro, todo ello gracias a los datos que las personas van registrando en dicha red.

Este intento de mapear lo que es la arquitectura que conforma a Facebook, es imperfecto porque implica adentrarse en una zona nada transparente. Además, los investigadores se enfrentan a una complejidad algorítmica y poco legible, a un entorno que cambia constantemente justo para impedir un análisis de su forma de operar.

Las patentes básicas con las cuales trabajaba dicha red social, se vuelven de acceso público dos años después de que las mismas han sido puestas en marcha y de acuerdo a las normatividades de protección; pero dos años en el mundo de los algoritmos es equivalente a dos años de un perro, de quedar muy rezagados para estudiarlo. Por eso Facebook cambia sus algoritmos antes de los dos años, haciendo muy difícil conocer la arquitectura de los vigentes.

Pero conocer esa dimensión intangible de Facebook es complicado hasta para los mismos programadores de esa red social, ya que esa idea de “compartimentización” que se aplica en este tipo de empresas, hace que la programación de un algoritmo, por ejemplo, se fragmente de manera que uno conoce una parte del mismo, otro de otra, uno más de otra, por lo que nadie tiene un mapa completo de todos los procesos algorítmicos que se producen dentro de Facebook. Este mapa de los investigadores mencionados pretende, justamente, ayudar a comprender el complejo mundo de cálculos en los que están inmersos los usuarios de dicha red social. Un esfuerzo loable, sin duda alguna, pero sin garantía de éxito.

Periodista y escritor especializado en cibercultura

 Twitter: @tulios41

Comentarios