El INE y la conjura de Santa Anna

José Antonio Crespo

En lo futuro, cuando las instituciones sancionen a Morena, no se confrontarán con ese partido, sino con el Estado.

¿En qué fundamenta el INE, la multa a Morena? Tras el sismo de 2017, varios partidos anunciaron que darían parte de su financiamiento para ayuda a los damnificados, el INE advirtió que ello estaba prohibido por la ley, y que, en dado caso, podrían renunciar a una parte de sus recursos para que éstos, a través de la Tesorería, fueran canalizados a los damnificados. Así lo hicieron varios partidos, pero Morena dijo, pese la advertencia, que haría las cosas a su manera, pues no confiaba en ninguna autoridad ni institución manejada por la mafia del poder. El artículo 209–5 de la Ley electoral (Legipe), especifica que la entrega de cualquier tipo de material “está estrictamente prohibida a los partidos, candidatos, sus equipos de campaña o cualquier persona (pues) se presumirá como indicio de presión al elector para obtener su voto”.

López Obrador anunció públicamente que el Consejo Nacional del partido crearía un fideicomiso, cuya dirección coincidía además con oficinas del Morena. Dijo que no utilizaría los recursos del partido sino sólo donaciones privadas (algo que los partidos tampoco pueden hacer). Aquí se centra el litigio: algunos voceros de Morena dicen que el Fideicomiso es privado por lo que no tiene que rendir cuentas al INE ni éste puede intervenir; los privados pueden hacer lo que quieran con su dinero, incluso regalarlo, dicen. Pero el INE insiste en que todos los elementos apuntan a que fue una creación del partido, y, por ende, sí aplica la legislación correspondiente (para avisar de la creación de dicho Fideicomiso, cosa que no hizo).

López Obrador, en un video sobre el particular deja en claro que sí es cosa del partido. Pero para él el litigio gira en torno de qué se hizo con los recursos del Fideicomiso, se confunde y cree que la acusación se basa en haber desviado tales recursos a la campaña de su partido, y que, por tanto, no procede la multa pues ese dinero sí llegó a los damnificados. Pero el INE responde que ese no es el punto, sino que incluso tratándose de dinero privado —aún si éste llegó a sus destinatarios—, se viola la ley; eso no lo pueden hacer los partidos según la Legipe. A ver cómo falla el Tribunal. Si es adverso, Morena dijo que buscaría amparo.

Con la reacción de López Obrador resurge el líder social, no le deja a un subordinado, como podría ser el representante de Morena ante el INE, o la presidente del partido, resolver el asunto. La intervención de AMLO sugiere que durante su gobierno irá a todas. Más preocupante es la descalificación que hace al INE al considerar su decisión como una “vil venganza”. ¿Por qué habría de vengarse el INE? ¿Porque AMLO le ganó a la mafia en las urnas, y por ello se inicia un embate en su contra? Eso refleja que aquello de “o conmigo o con la mafia” no era sólo estrategia político-electoral, sino que la precepción de la realidad para AMLO es manera maniquea, y así tomará decisiones desde la presidencia. Advierte que “perdona pero no olvida”. En lo futuro, cuando el INE (u otras instituciones) sancionen a Morena, no se confrontarán con ese partido, sino con el Estado. AMLO retoma el discurso de que sus críticos (y ahora el INE) son conservadores, y dice que así como Santa Anna y Miramón querían hacerle la vida imposible a Juárez (ahora por él representado), sus émulos actuales harán lo posible para entorpecer su gobierno. Retorno al siglo XIX. De ahí su reticencia a los espacios autónomos, que caerán en manos de la mafia y de los santanistas.

 

 

 

 

 

Comentarios