El gobierno no es el partido (IV)

Filiberto López Díaz

En Querétaro y, México, el primer mandatario no es muy afín al partido político del cual emanó. Antaño, el presidente de la República durante mucho tiempo fue el primer priísta; Fox y Calderón no lo fueron del PAN. Hogaño, Morena no ha logrado consolidarse como verdadera institución política, pues no han entendido o están incapacitados para hacerlo de que, millones de mexicanos votaron por Andrés Manuel López Obrador, por la convergencia en su persona como ser individual, de muchos años de lucha social por sus acciones, por su congruencia entre el decir y el hacer; es decir, en el pasado Morena fue AMLO. ¡Ya no lo es! Empero, hoy un gran número de improvisados (as) carentes de experiencia en grandes luchas para revindicar los Derechos Humanos de los marginados, pretender ser candidatos (as) de Morena, con una creencia o pensamiento torcido en cuanto a que las siglas de éste, los lleve cómodamente a la victoria y con ello gozar de las mieles del poder y continuar mamando de la teta del Estado. En mi entender, en Querétaro la contienda política que se avecina, no será entre Gilberto Herrera, como candidato de Morena vs. Mauricio Kuri por el PAN, sino una contienda entre las obras y acciones emprendidas y realizadas “golpe a golpe, verso a verso” por el doctor y el enorme interés y poder económico de queretanos o de avecindados en el Estado y también en contra de las inmensas cataratas de dinero; los “dueños del agua”, los recursos en especie, ataques propagandistas e intentos vanos de desprestigio para Gilberto.

Las instituciones encargadas de vigilar la equidad, honestidad e imparcialidad de las elecciones se enfrentarán ante, quizás la prueba enorme de lograr la confianza de la ciudadanía y ser actores en el marco de un verdadero Estado de Derecho e impedir financiamientos a la ultraderecha panista, de grupúsculos criminales y en especial de lavado de dinero. Si bien, la verdadera política, la de altura, la de ideas, la de verdaderas propuestas es congeniar lo deseable con lo posible. Y, no se puede dejar de lado los grandes pendientes estatales: Caja Libertad, el video del ex secretario de Pancho, recibiendo dinero de dudosa procedencia, el despilfarro de Nava, tal vez con dinero del erario, el enriquecimiento de algunos, es decir, tienen sus sombras visibles, con sus simulacros. (Continuará).

 

 

 

Comentarios