El dinero para Querétaro

Braulio Guerra Urbiola

Cuando tengo reuniones o encuentros con ciudadanos, que sin duda tienen propuestas y piden que se atiendan necesidades como la educación, la seguridad, la salud, la infraestructura, servicios, etc., suelo hacerles una pregunta que difícilmente me saben contestar: ¿Cuánto dinero tiene Querétaro para gastar en un año? 

Y es que necesidades hay muchas, pero siempre los recursos serán escasos. Es como el ingreso de una familia, que recibe cierta cantidad y que necesita sabiamente distribuir el gasto entre luz, agua, colegiaturas, mantenimiento, gas, gasolina, entretenimiento, medicinas, etc.

Nuestro país y nuestro estado tienen un cierto número de recursos que son los egresos que se realizarán durante el año que está por venir. El presupuesto de egresos es eso, así de simple, así de complejo. Por ello siempre es positivo tener gobiernos y legisladores que hagan equipo para estas causa común que es nuestra casa común, Querétaro.

En esta ocasión, por la caída de los precios del petróleo y con un recorte en ingresos de 221 mil millones de pesos que el país tendrá en el 2016, en la Cámara de diputados se hacía la metáfora de una cama "King size" con una cobija de cama individual, y todos con frío. Este año que viene, la cobija no alcanzará para todos como todos quisiéramos, y el proceso del presupuesto privilegia prioridades y establece de manera responsable los dineros que México necesitará para mantenerse con solidez.

Así las cosas y como resultado compartido de gestiones de todos los involucrados, entre el gobernador, legisladores federales y presidentes municipales, los recursos federales asignados ascienden a 26 mil 298 millones de pesos, de los cuales 5 mil 517 millones corresponden a Programas y Proyectos de Inversión, mientras que 20 mil 780 millones corresponden a Aportaciones y Participaciones Federales. 

Así las cosas, las ampliaciones presupuestales en infraestructura social, carretera, cultural, económica, educativa ascienden a 1,234 millones de pesos. 

El programa carretero tuvo ampliaciones por 460 millones de pesos para proyectos de infraestructura carretera, caminos rurales y carreteras alimentadoras. Respecto a cultura, las ampliaciones presupuestales fueron de 42 millones de pesos a diversos proyectos. 

En el ámbito federal para acortar el déficit, habían tres escenarios, uno, solicitar deuda en el país, aspecto que rechazamos en conjunto, dos, aumentar impuestos o crear nuevos tributos, situación que no generaba simpatía y no fue el camino; o tres, establecer un mecanismo de austeridad para el gobierno, con recortes a gastos de servicios personales y gasto corriente para disminuir el déficit, aspecto que fue considerado como el camino óptimo para no apretar el cinturón a los ciudadanos. 

Entendemos que en Querétaro se vislumbra un debate sobre la posibilidad de adquirir deuda y también establecer nuevos impuestos. Con respeto y espíritu de cuerpo y en aras del equipo que todos hacemos por Querétaro, considero que este es un tema que todos deberíamos considerar y analizar en las alternativas que tenemos para afrontar el 2016, y más adelante. No comprometer el futuro.

Por otro lado, existen pronósticos de crecimiento en la economía de México por arriba del 3% por parte de la OCDE; siendo que esta sería la primera vez en que rebasaríamos cifras que durante más de una década no se han logrado. Por ello, como dicen popularmente, es menester no ver el árbol solamente, sino el bosque entero.

Diputado federal. @BraulioPRI

 

Comentarios