¡El colmo! Me robaron mi identidad

Arturo Maximiliano García

Pagar servicios desde tu computadora o tu celular es cada vez más común y ni que decir de la tendencia mundial de las grandes tiendas departamentales o de autoservicio de fortalecer su sistema de compras por internet.

Sin embargo estas mismas ventajas que nos da la tecnología nos presenta nuevos retos como personas e incluso para los gobiernos de todo el mundo como responsables de mantener nuestra seguridad, ahora nuestra seguridad como usuarios de la red.

Uno de los delitos que más crecimiento tiene en estos días es el robo de identidad mismo que puede darse precisamente cuando alguien obtiene de alguna manera tus claves de acceso o tu información personal como número de tarjeta de crédito, datos de tu credencial de elector, incluso información que nosotros mismos damos cuando entramos a una página de internet no segura donde ingresamos datos como nombre, fecha de nacimiento y algunas veces hasta datos de cuentas de banco.

¿Qué hacen con nuestra información? La utilizan para cometer ilícitos como abrir créditos a nuestro nombre, realizar compras o contratar servicios como el de telefonía celular.

Otros hechos delictivos que se pueden cometer a tu nombre cuando te han robado tu identidad, son cobrar seguros de todo tipo y domiciliar pagos de escuelas y rentas.

En ocasiones  nuestra información es utilizada directamente para llevar a cabo estos delitos pero en otras ocasiones la misma información es comercializada a terceros.  

Prevenir el robo de identidad puede estar en nuestras manos y en este sentido te presento 5 consejos y herramientas para protegerte del robo de identidad:

-       En materia de internet, evita utilizar computadoras públicas para acceder a cuentas bancarias, usa contraseñas fuertes o más complejas que sólo letras y números, no envíes información personal por correo y si vas a poner información como número de tarjeta de crédito y claves asegúrate que sea una página segura. Esto último lo sabrás cuando tu URL empiece con https:// (s de seguridad) en lugar de la típica http:// (sin la s)

-       Da de alta en tu banco los servicios de alerta en celular y correo electrónico que te notifican cada compra o retiro de dinero, de esta manera podrás saber de inmediato si alguien que no eres tú está haciendo esos movimientos.

-       Utiliza la “Alerta Buró” a través de la cuál sabrás si alguna institución esta pidiendo información de crédito al Buró de Crédito. Si te llega esta alerta y tu no solicitaste un crédito prende las luces de alerta ya que podría tratarse de alguien que haciéndose pasar por ti este solicitando un crédito.

-       Ayúdate de herramientas que ya existen en instituciones públicas y privadas. Por ejemplo, el Buró de Crédito cuenta con un producto que te permite bloquear la consulta de tu historial crediticio por tres meses. Recuerda que hoy las instituciones sólo otorgan créditos si se acompaña la solicitud de la hoja de tu historial emitida precisamente por el Buró. Por lo tanto, si por ejemplo te han robado tu cartera quizá sea conveniente hacer este bloqueo.

-       Destruye las tarjetas de crédito que no uses, incluidos los plásticos pre aprobados. También rompe los estados de cuenta si es que los tiras a la basura.

El mundo gira alrededor de datos, todos los tenemos y todos los usamos, sólo toma precauciones tanto físicas como electrónicas para no ser una víctima más de los ladrones de identidades.

Comentarios