El clásico de la 57

Juan Carlos Aranáz Perezgil

De sobra, y sin duda alguna, este es el partido esperado en cada torneo por las aficiones de Querétaro y San Luis, al margen de la posición en la tabla y también al margen de saber que a la afición y medios del país poco o nada les importa esta enorme rivalidad entre Gallos Blancos y la escuadra potosina.

Sabemos todos y bien, que este odio —que debiera quedar en lo deportivo—, trasciende más allá, que dentro y fuera del campo de juego, se han vivido capítulos que no sólo han quedado en lo deportivo al margen del resultado en la cancha. Hoy, con la existencia de las redes sociales, los días previos a estos encuentros, ocasiona que esta rivalidad aumente y se caliente más en los días previos.

Dejando esto de lado, hoy lo más importante es el funcionamiento y resultado que obtenga el cuadro emplumado, hoy sin duda se tiene el marco ideal para terminar con la pésima y muy lamentable racha de casi 18 meses sin una victoria fuera del estadio Corregidora, desde aquel ya lejano 16 de febrero de 2020 no se ha podido sumar de a tres; inclusive esta directiva, no sabe aún lo que se siente ganar fuera de casa. 

Si bien Querétaro viene de un empate como local y San Luis de una victoria como visitante, si bien este torneo está en pañales, esta noche en el Alfonso Lastras se pinta como una oportunidad única de cambiar el chip, y de que los mismos jugadores del equipo (de reciente llegada en su gran mayoría) sepan lo que significa este clásico y dejarlo absolutamente todo en cada jugada. 

Esperamos hoy todos los aficionados galleros, que se nos dé este siempre —y más que nunca— anhelado triunfo. 

La Frase.  “Más allá de lo que pase, juegue donde juegue, esté donde esté, yo le seguiré yendo a Gallos Blancos”, Mauro Néstor Gerk.
@jc_aranaz

Comentarios