El buen juez por su casa empieza

06/06/2019
06:13
-A +A

Han sido semanas de intenso trabajo para la Fiscalía General de la República, el martes pasado fueron capturados casi de manera simultánea los responsables de la ola de violencia que azota a la Ciudad de México, se trata de Pedro Ramirez Perez y Jorge Flores Concha a quienes se les acusa por homicidio, delitos contra la salud, trata de personas, extorsión, entre otros ilícitos. El primero es el presunto líder de la Unión Tepito y el segundo de la Fuerza Anti-unión, grupos antagónicos en constante disputa por el territorio que comprende la CDMX y algunos puntos estratégicos del Estado de México.

Según reportes, los delincuentes fueron detenidos en el transcurso de la madrugada del martes 28 de mayo, fue un operativo en el que el gobierno de la Ciudad de México no tuvo participación alguna, se llevó a cabo por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), MARINA y Ejército. El líder de la Unión Tepito fue detenido en Atizapán, Estado de México, mientras que al líder de la Fuerza Anti-Union lo detuvieron en la alcaldía Tlalpan, por si fuera poco, también detuvieron a los hermanos de estos presuntos delincuentes, quienes, según las autoridades, podían quedar al mando de sus respectivas organizaciones criminales, pero esto ya no será posible gracias al operativo perfectamente coordinado entre las distintas corporaciones.

El lunes 3 de junio se dio a conocer la renuncia del Subprocurador Especializado en Delitos Federales, Felipe de Jesús Munoz así mismo la del titular de la Agencia de la Investigación Criminal, Omar García Harfuch, sí, el mismo que tan sólo 6 días antes había logrado la captura de 4 personas que presuntamente serían los responsables en gran medida de la crisis de violencia en la CDMX y Estado de México, en el caso de Felipe de Jesús era el encargado de las investigaciones contra exgobernadores involucrados en actos de corrupción.

Lo hemos expresado en los diversos espacios que así nos han dado oportunidad, no estamos en contra de que se investigue y se castigue la comisión de delitos, esto sin importar quien o a qué nivel, pero de manera muy respetuosa solicitamos al gobierno en turno que la aplicación de la ley sea para todos, que no se hagan ojo de hormiga cuando uno de los suyos está involucrado en la comisión de ilícitos, no olvidemos que el gran problema de nuestro país, sí, efectivamente es la corrupción pero también la impunidad, es la impunidad lo que sostiene a la corrupción.

De igual forma, sería verdaderamente irresponsable politizar los sucesos que se han presentado las últimas semanas, esto, en cuanto a detenciones y órdenes de aprensión se refiere, así mismo evitar, como dicen por ahí “saludar con sombrero ajeno”. No perdamos de vista la actuación de la Fiscalía General de la República cómo un organismo autónomo y que algunas de las investigaciones y capturas que se han concretado en los últimos días fueron posibles en buena medida al trabajo realizado por la administración anterior.

 

Diputada federal del PRI

 

 

 

Comentarios