17 / septiembre / 2021 | 21:08 hrs.

El arte de gobernar (4)

Filiberto López Díaz

El fantasma del comunismo en 1848 de Marx y Engels, derivó en otro, quizá menos espectacular: El Estado de Bienestar en su cuna del Palacio de Versalles donde se reunieron plenipotenciarios de vencedores y vencidos de la Gran Guerra, para firmar el Tratado de Paz, que originó la Sociedad de Naciones de corta vida y en cuya acta constitutiva Parte XIII se establecieron las bases de la justicia social en el mundo. Aquí en Querétaro, Mauricio Kuri González en reunión con gremios de abogados, afirmó (cito de memoria) que, instalará un Estado de Derecho; obvio, no podría haber sido de otro modo y al inicio de esta semana, leíamos sus declaraciones sobre sus prioridades de: “Generar condiciones de seguridad, garantizar abasto de energía eléctrica y agua potable… la paz laboral de Querétaro”. conceptos que ya había expresado ante el gremio empresarial del Bajío.  

Platón estaba convencido de que no acabarían las desgracias humanas hasta que los filósofos ocuparan los cargos públicos o hasta que los políticos se convirtieran en auténticos filósofos, y, según Rocío Castejón Echevarne (España) “Pero parece que alguien ha incorporado otra acepción a esta palabra en el diccionario de los poderosos, borrando así todos y cada uno de los pilares que sujetaban nuestra sociedad hasta hace poco: la ética, la honestidad, la filosofía... Como no empecemos a recapitular y a volver a educar conforme a las bases de una sociedad virtuosa, no esperemos más que las consecuentes corrupciones”; no se trata de moralina ni de santidad, sino de gobernar de tal manera que la mayoría de la gente más necesitada, tenga los satisfactores básicos para subsistir con dignidad; sin limosnas, pero con igualdad de oportunidades, salud y educación para todos. Como lo expresó el Ing. Alberto J. Pani: “Nadie tiene derecho a lo superfluo, mientras exista alguien que carezca de lo esencial”; es decir, nos falta conocer los planes sociales del próximo gobierno, como estadista, no como empresario. El anuncio de que, la Lic. Guadalupe Murguía Gutiérrez y Mario Ramírez Retolaza como Secretaria General de Gobierno y Oficial Mayor respectivamente, es símbolo de certeza jurídica y social para los gobernados; a la primera, no la veo desde que el suscrito andaba en las lides políticas, cuando conversé amable y respetuosamente con ella y con el segundo, como lo dialogamos, nos unen infinidad de situaciones que, establecen fuertes cimientos de amistad. (Continuará)   

Especialista en Derecho del Trabajo, 
Certificado por el Notariado de la Unión Europea. 
[email protected]

Comentarios