Duarte, charada e impunidad

Los días previos a la captura de Duarte se celebró una reunión donde asistieron al menos ocho personas que no iban a divertirse sino, más bien, a despedirse
18/07/2019
09:35
-A +A

El senador Miguel Ángel Osorio Chong refutó las afirmaciones de Javier Duarte respecto a una entrega pactada, en abril de 2017. Sin embargo, sobra evidencia al respecto.

Quien fuera secretario de Gobernación, durante la administración de Enrique Peña Nieto, denunció como mentirosa la versión del exgobernador de Veracruz, en el sentido de que él se habría entregado a las autoridades mexicanas, con tal de que la justicia dejara en paz a su familia.

Pero las circunstancias y contexto corroboran los dichos del veracruzano: justo los días previos a la presunta captura se celebró una reunión familiar, en un lujoso hotel del lago Atitlán, donde asistieron al menos ocho personas que no iban a divertirse sino, más bien, a despedirse.

Entre esas personas estaban Javier, Emiliano y Carolina, los tres hijos de Javier Duarte, y Karime Macías Tubilla. Los menores de edad habían llegado previamente a Guatemala, provenientes del aeropuerto de Toluca, acompañados por Mónica Macías Tubilla y María Virginia Tubilla de Macías, cuñada y suegra del exgobernador.

Otros tres familiares de Karime Macías igualmente se sumaron al encuentro.

Por aquellos días el exgobernador era buscado, supuestamente, en todo el mundo. Se dijo entonces que la alerta de Interpol había sido alzada en por lo menos 150 países.

¿Cómo creer que cinco integrantes de su familia política y sus tres hijos partieron del aeropuerto de Toluca, con rumbo a Guatemala, sin despertar ninguna sospecha?

Duarte llevaba para ese momento 186 días prófugo, acompañado solamente por su esposa Karime.

Corren rumores de que antes intentó rentar un transporte que lo llevaría al continente europeo, pero no tuvo éxito.

Al parecer la compañía que ofrecería el servicio no estuvo dispuesta a aceptar un pago en efectivo por más de 40 mil dólares.

Ante el callejón sin salida, Duarte habría decidido proteger a su esposa y a sus hijos, (también a su fortuna), a cambio de una entrega de película, que luego fue harto presumida por el gobierno encabezado por Peña Nieto.

Otra evidencia que otorgaría razón a Duarte y no a Osorio Chong es la sentencia ridícula que recibió el exgobernador, la cual, por acuerdo con la entonces Procuraduría General de la República, va a dejarlo en libertad hacia principios del año próximo.

ZOOM: El arreglo es de sueño: Duarte libre, su riqueza intocada, Karime y los niños de vuelta a México y todos felices. ¡Bueno, casi todos!

www.ricardoraphael.com
@ricardomraphael

Periodista, académico y escritor.

Sitio de internet: ricardoraphael.com

Comentarios