“Don Beto, Don Beto, ya tenemos carretera”

Natividad Sánchez

Quién no recuerda esta publicidad, seguramente estará muy joven y no es por nada pero mejor no hablamos para no echarnos de cabeza con esto de la edad  y nos quedamos con la afirmación de que la juventud está en el corazón. Este comercial de solidaridad de los años 90´ donde al termino Don Beto llora de emoción  por que finalmente la comunidad donde vive ya estará comunicada con este nuevo camino, nos hace pensar cuanto a cambiado nuestro estado y lo privilegiados que somos al estar en el centro del país, contar con la intercesión de dos carreteras federales, la 57 (México, Piedras Negras Coahuila) y la 45 (Portezuelo, Hidalgo-Ciudad Juárez, Chihuahua) y de  estar  ubicados a dos horas y media (220 kilómetros) de la ciudad de México, definitivo, un satélite de atracción para el turismo, y no solo de diversión, sino también de negocios, altruista y médico.

¿Alguna vez se han preguntado por qué Querétaro ha evolucionado tanto?, ¿Por qué la afluencia de visitantes es cada vez mayor? Y no solo eso; ¿Por qué cada vez hay más habitantes de otros estados y países? Aparte de las conexiones de comunicación con las que cuenta nuestra entidad, existe una gran diversidad de plantas de manufactura que se han establecido en las afueras de la ciudad, lo que atrae habitantes y visitantes de otras partes de la república y el mundo y no se diga las empresas de aeronáutica y por su puesto el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro que cada vez cuenta con más aerolíneas (AeroMéxico, American Airlines, TAR, United, Volaris ) y destinos (Guadalajara, Zihuatanejo, Acapulco, Cancún, Monterrey, Houston, Dallas y Tijuana). Además del esperado tren ligero México-Querétaro que hará tan solo 62 minutos de trayecto.

Hay muchos otros aspectos que mueven al turismo, la economía  por ejemplo, se basa en la agricultura, la cría de ganado y la industria, también se trabajan  piedras como la amatista, el ópalo y topacio, las  minas son ricas en mercurio, zinc y plomo, y por si fuera poco  literal y metafóricamente, la ciudad es un importante cruce de caminos en la historia de México, aquí ocurrieron cuatro de los acontecimientos más significativos para el país: La planeación de la independencia en 1810, en 1848 fueron ratificados los Tratados de Guadalupe  con  lo que se dio fin a la guerra contra Estados Unidos y se entregaba al país 55 por ciento del territorio mexicano original.  En 1867, el archiduque de Austria Maximiliano de Habsburgo fue ejecutado en el Cerro de las Campanas y finalmente, aquí fue firmada la Constitución de 1917 que rige al país en la actualidad.

Querétaro ocupa el segundo lugar con mayor flujo de visitantes de fin de semana detrás del Estado de México y por encima de Morelos algunos visita de nuevos habitantes, principalmente del Estado de México, Distrito Federal, San Luis Potosí, Hidalgo y Michoacán, que han llegado a radicar a la entidad, sin dejar de lado que en el Festival de  Comunidades Extranjeras (que por cierto viene para el mes de marzo), se registraron personas provenientes de 72 nacionalidades distintas que vienen a trabajar o estudiar.

Para este 2015 se han gestionado mayores recursos en el rubro turístico y queda claro que debemos estar preparados para este crecimiento en el que nos faltaría mencionar el tema hotelero, restaurantero, nuevas atracciones y plazas públicas.

Sin duda Querétaro es un polo de atracción,  está mejor conectado que hace muchos años y en este tiempo seguro Don Beto estaría aun más emocionado. ¿Ustedes que piensan?

Comentarios