¿Dolor o sufrimiento?

Rodrigo García Santana

¿Dolor?

Seguramente estaremos pensando en estas fechas en nuestros seres queridos que se nos adelantaron en el camino  a un mejor lugar, a un lugar de  Paz, y seguramente padecimos el dolor que nos provoca la partida de ellos, dicen por ahí que quien sufre es el que se queda y eso es absolutamente cierto.

¿Cómo enfrentamos el duelo?  a ciencia cierta no sé, lo que sÍ les puedo comentar es que  en el caso de mi familia  y bajo la percepción de un niño de 12 años, cuando la partida de mi padre recuerdo  éramos unos  muñecos de trapo, hablábamos poco, comíamos poco, no nos gustaba dormir en las noches y lo hacíamos de día, sentíamos inseguridad por todos lados, mi madre siempre con su buen tacto nos pudo orientar en la medida de lo posible, en el aspecto económico terrible por lo cual a lo único que atinamos fue a trabajar desde pequeños para poder con ello hacer menos pesado el camino a mamá, en el aspecto social algunas de las personas cercanas se volvieron lejanas, otras no, y las que algún día sentimos lejanas nos cobijaron con todo su cariño, les comparto lo anterior como una pequeñísima parte de lo que yo viví en la partida de un ser querido, muy breve, entrar en detalles sería otro tema, hoy solo quiero darle sentido a la frase que nos compartió mi madre cuando pasábamos por duros momentos, nos cito a todos en un restaurante de la localidad que fue nuestro segundo refugio y nos dijo: “hijos el dolor es a fuerza, el sufrimiento es opcional”.

El impacto de estas palabras me llevaron a darle algún mejor sentido debido a que sabía lo que significaba, pero no sabía el fondo de la misma,  era muy pequeño para comprender, en la actualidad puedo decirles que de manera personal esta frase considero  tiene un fondo que me invita a seguir adelante, a luchar con los mismos ideales que existían entre mi Padre y yo; a no perder el tiempo en luchas sin razón, a no detenerme por difícil que sea, a cuidar a nuestros seres queridos, a afrontar de la mano lo que sea que nos depare la vida (si es malo, eso lo superaremos siempre), a amar en vida, a valorar cada día, y es verdad a todos nos duele perder un ser querido, el sufrimiento es opcional, uno decide hasta qué momento ponerle un alto al sufrimiento y empezar o seguir con la misma fuerza o mayor fuerza que antes.

Todos los que hemos perdido a un ser querido sabemos lo difícil que es no importa la circunstancia en la que se dé,  te duele porque te duele, nos duele más  porque planeamos con ellos a  futuro e idealizamos nuestro diario vivir con ellos, sin darnos cuenta que debemos de disfrutarlos ahora en nuestro presente, el pasado no lo podemos cambiar, el futuro es incierto y el “hoy” es un regalo por eso le llaman “Presente”, así que debemos de disfrutarlo al máximo, disfrutemos a nuestros seres queridos en vida, recordemos a nuestros seres queridos que ya partieron.

Recuerden “el dolor es a fuerza, el sufrimiento es opcional”.

¿Tú valoras tu presente?

Reflexiona y actúa.

Comentarios