Dólar por las nubes y más arriba

Arturo Maximiliano García

Una vez más el dólar está rompiendo barreras con respecto al peso. Se trata de un alza que sobrepasa los máximos históricos de la relación entre estas dos monedas, que se reflejó en el precio en ventanilla del billete verde el viernes pasado, mismo que llegó a los $16.21 pesos por dólar.  A pesar de intervenciones esporádicas del Banco de México no se ha podido contener esta situación que pudiera estar perjudicando a algunos sectores de la economía mexicana y beneficiando a los menos. ¿La pregunta es qué esta provocando esta constante depreciación del peso mexicano?

A pesar de que lo fácil sería  culpar al gobierno de todo lo que pasa en el entorno de este país, lo cierto es que el aumento en el precio del dólar pudiera deberse mucho más a factores externos que a situaciones internas de una mala toma de decisiones.

Ya hemos hablado del impacto que tiene el precio internacional del petróleo no sólo en las finanzas nacionales sino también en el tipo de cambio.  El monto de las operaciones de exportación están cayendo y con eso la cantidad de dólares que se convierten en pesos para comprar nuestro crudo. La menor demanda de pesos no es precisamente el mejor aliado para que nuestra moneda se fortalezca.

Pero no todo es el precio del petróleo, sino que hay otros factores ajustándose en la economía de los Estados Unidos, refugio natural de los inversionistas en época de incertidumbre.  Ante un escenario de inestabilidad internacional o incluso en uno de total tranquilidad el dinero siempre tenderá a fluir a la Unión Americana cuando la tasa es competitiva.

En este momento la amenaza de que la crisis griega tuviera un impacto más allá del país helénico pudiera ser un detonante para que los inversionistas lleven a proteger su dinero a Estados Unidos vía el papel de gobierno que emite Estados Unidos. Suena algo complejo ¿no?, pero en realidad todo se reduce a la creencia de que el gobierno de Estados Unidos siempre pagará su deuda, mientras que otros países pudieran ser menos sólidos en este sentido. Existe de hecho un indicador riesgo país que de alguna manera trata de medir precisamente el riesgo de que una nación incumpla sus pagos con acreedores. Por eso, ante la inestabilidad, el gran capital como lo son los fondos de inversión, aseguradoras y fondos de pensiones mueven su dinero de economías más vulnerables como la de los países emergentes, entre ellos México, a la de Estados Unidos.

Otros elementos que influyen en este sentido así como preguntas frecuentes son:

  • No todo es el riesgo, también rendimiento. No sólo se trata del riesgo versus la seguridad, sino que también se trata del rendimiento. Todos los países o los bloques como la Unión Europea manejan una tasa de referencia manejada por los respectivos bancos centrales.  En materia de política monetaria el fijar la tasa de interés, que sirve de base para los prestamos en el sector bancario comercial, es una herramienta poderosísima. Si se sube la tasa restringes el gasto, enfriando así la economía al observarse que pudiera estarse calentando. Si necesitas más dinero circulando e invirtiéndose entonces bajan la tasa de interés.  Estados  Unidos está considerando fuertemente subir su tasa de interés en septiembre lo que hará en automático que sea más atractivo para poner el dinero de los grandes inversionistas.
  • ¿Para que sube su tasa los Estados Unidos? Indicadores macroeconómicos como la tasa de desempleo, salario promedio, consumo, producción y confianza del consumidor, hace pensar que la economía de nuestro país vecino seguirá creciendo lo cual es bueno, sin embargo cuando se sobre calienta sucede un fenómeno que no gusta a los gobiernos y menos a los ciudadanos: inflación.
  • ¿Porqué se presenta inflación? Si hay trabajo hay dinero, si se invierte o se gasta hay circulante, lo que en genera demanda por productos y servicios. Cuando la producción no puede mantener el paso de la demanda entonces se encarecen los bienes ya sean finales o intermedios y esto empujas los precios hacia arriba lo que técnicamente se le conoce como inflación.
  • ¿Dónde impacta esto al peso?  La casi inminente decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de subir su tasa hará más atractivo en término de rendimiento a ese país. México había estado bajando su tasa para estimular la inversión pero de darse el movimiento en Estados Unidos estaríamos viendo una muy probable conversión de pesos a dólares atraídos por un mayor rendimiento, donde la demanda por el dólar hace que se provoque el aumento del valor de esa moneda o la depreciación del peso.
  • ¿Si aún no se da el ajuste porque se deprecia el peso? Los mercados normalmente se anticipan a las noticias, más aún a las que parecen muy evidentes como es el caso del aumento de tasa de interés en Estado Unidos.  Los inversionistas están haciendo sus movimientos.  Lo curioso es que cuando de hecho pasa el evento, los impactos son menores porque el mercado se había anticipado, o lo que suelen llamar, el mercado ya lo había descontado.

La presión en la relación peso dólar continuará aunque quizá se espera que los aumentos no sean porcentualmente desproporcionados en términos de lo que actualmente pasa. Habrá que ver si el Banco de México interviene ante un nuevo embate o dejará flotar la paridad en los términos que la oferta y demanda decidan. Por lo pronto, el consejo de siempre de Pesos y Centavos: no juegues al tipo de cambio. 

 

 

Comentarios