Disrupción en la OTAN, las metas de Putin

Mauricio Meschoulam

Trump se lanza contra Alemania, España y otros aliados

Algunas noticias de esta semana: Trump llama “morosos” a sus aliados de la OTAN por no ejercer un gasto militar del 2% de su PIB. Trump se lanza contra Alemania, España y otros aliados. Trump habría amenazado con abandonar la OTAN. Se rumora que Netanyahu podría convencer a Putin de “forzar” a Irán a salir de Siria a cambio de que Washington elimine las sanciones económicas que ha impuesto en su contra. En palabras simples: en esta serie de noticias el beneficiario es Rusia.

El reclamo de EU a sus aliados por no invertir en gasto militar no es nuevo. Sin embargo, a) esto no significa que los países de la OTAN deban algo a esa organización o a EU; b) algunos países sí cumplen con ese 2%, pero su importancia estratégica es inferior; y c) Washington no invierte el 3.5% de su PIB en presupuesto militar para “defender” a países “amigos”, sino para cumplir con su propia agenda, lo que ha tenido un costo. Si por ese costo Trump eleva tensiones con sus aliados, estaría contra sus propios intereses y a favor de los de su mayor rival, Rusia.

En un tema relacionado, Netanyahu parece que ofrece a Putin ayudar a que EU elimine algunas sanciones que ha impuesto a Moscú a cambio de que Putin se encargue de que Irán se retire de Siria. Esas sanciones habían sido impuestas a Rusia por haberse anexado Crimea y por su intervención en Ucrania. Poner sobre la mesa dichas sanciones a cambio de algo externo a Ucrania/Crimea podría implicar que Trump conceda esa anexión, con lo que Moscú nuevamente se impondría.

Repensemos, a dos años de las elecciones en EU, las metas que Rusia pudo haber tenido si de verdad intervino en ellas. En el fondo no se buscó favorecer a un candidato por “afinidad” con el candidato en sí, sino provocar disrupción y, con ello, mermar la capacidad de actuación de EU. Esa disrupción ha sido evidente a nivel interno; ahora lo es también en espacios internacionales clave para Rusia, como la OTAN. Si esto fue orquestado desde el Kremlin o si todo es circunstancial, lo esencial no cambia: a pesar de todas las instituciones y contrapesos en EU, y de organizaciones y pactos, el poder del presidente de la máxima potencia del globo es tal que sus decisiones pueden trastocar décadas de acuerdos. Pareciera, entonces, que basta ejercer influencia sobre él para conseguir logros insospechados.

Comentarios