26 / julio / 2021 | 14:31 hrs.

Discriminación y medios de comunicación

Lídice Rincón Gallardo

La lucha contra la discriminación tiene que llevarse a cabo sobre la base de un criterio fundamental: la absoluta inviolabilidad de los derechos y dignidad de la persona. Y esto significa, en una sociedad democrática, que el Estado tiene la obligación de establecer las condiciones adecuadas para que a través de su acción directa, o a través de su supervisión y estímulo sobre la acción de los particulares, exista la garantía no sólo de que toda persona será tratada en términos de igualdad y no de exclusión.

Los medios de comunicación tienen una tarea superlativa en esta agenda: a través de ellos se crean estigmas que reducen a las personas a una faceta de su personalidad y las excluyen en vista de esos rasgos; pero también son los medios los que pueden generar los espacios de revisión de esa cultura institucionalizada de la exclusión, y dar voz a todas las formas de la diversidad. Por eso tiene sentido visibilizar con un reconocimiento aquellos contenidos –aunque debamos aceptar que todavía constituyen más bien la excepción a la regla discriminatoria–, que desde los medios de comunicación promueven los derechos humanos y la no discriminación. Esfuerzos como el Premio Rostros de la Discriminación “Gilberto Rincón Gallardo” son de enorme importancia, porque a través de éste se reconoce la inclusión de la perspectiva de derechos humanos y no discriminación en la labor periodística.

En el terreno de los medios de comunicación, la construcción de una cultura de la no discriminación resulta particularmente relevante en virtud de la gran responsabilidad que quienes disponen de tribunas públicas tienen en la formación y consolidación de los valores del respeto a la diversidad y la inclusión. Porque la discriminación se forma de manera espontánea y se expande y reproduce de manera inercial; pero sólo se puede luchar contra ella mediante construcción de una cultura política del respeto y la valoración de la diversidad, y mediante las leyes que sólo pueden prosperar en una sociedad educada.

Para no discriminar, es necesario reconocer al conjunto de los seres humanos, su derecho legítimo a poseer una cultura propia y a expresarla a través de prácticas y construcciones valorativas que, dentro de los límites que impone la ley, permitan decir a cada persona que tiene el control absoluto sobre su vida y sobre la manera de relacionarse con el mundo.

Respetar la diferencia es sinónimo de tolerar, de saber que este valor político debe imperar en sociedades plurales que no pueden regresar a una unidad valorativa y de creencias sin violentarse los derechos de las personas que no pertenecen a la mayoría hegemónica. Los trabajos periodísticos que, a través del Premio Rostros de la Discriminación “Gilberto Rincón Gallardo”, reconocemos tienen esto en común: apostar por la construcción de un mundo donde quepan muchos mundos, una diversidad de visiones sobre lo que constituye una vida valiosa, y que necesitan del paradigma de los derechos humanos para plasmarse en la realidad social.

El respeto, como forma específica de la no discriminación, constituye una garantía constitucional, por lo que quienes tienen acceso a los medios de comunicación deben saber que no corresponde a ninguna autoridad o particular restringirla, por no coincidir con sus propias convicciones. Por ello, como parte de este proceso de sensibilización y concientización que debe generarse desde los medios de comunicación, ha de considerarse también la necesidad de desarrollar la consideración por los otros y otras, así como la adopción de una perspectiva solidaria que nos permita no sólo reconocernos como poseedores de una identidad propia, sino también afirmar que las y los otros también poseen los mismos derechos y son merecedores del mismo bienestar y las mismas oportunidades.

Invito a la sociedad civil y a la comunidad de profesionales de la comunicación a inscribir sus trabajos con perspectiva de derechos humanos y no discriminación al Premio Rostros de la Discriminación “Gilberto Rincón Gallardo”, cuyas bases y plazos pueden consultarse en el siguiente sitio web: http://decimopremiorostrosdeladiscriminacion.org

*Directora del Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación

Comentarios