¿Días de guardar o vacaciones?

Natividad Sánchez

En antaño la semana santa era muy diferente a la actualidad, época de vivir estos días con mucho respeto y devoción por la conmemoración anual cristiana de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret, prevaleciendo las fechas más importantes formadas por el llamado “Triduo Pascual”: La introducción al triduo (el jueves santo y el viernes santo), en el que se conmemora la muerte de Cristo; (sábado santo o sábado de gloria), en memoria de Cristo en el sepulcro, y (el Domingo de Pascua) evocación de la resurrección. Sin embargo ahora como muchos dirían “los tiempos han cambiado”, varios recordaran que nuestros abuelos o padres durante este periodo no realizaban ninguna actividad, no se veía televisión, ni se escuchaba la radio, se apagaba todo lo que pudiera hacer ruido y se cumplían los eventos que aun establece la iglesia. Algunos continúan respetando las fechas, quizá no tan preciso como lo hacían nuestros antecesores, pero conservando las costumbres y asistencia a los templos los días más importantes.

Pero para otros estos días son de total y absoluto descanso o bien para el llamado “turismo religioso”. Para quienes deciden realizar esta actividad, pueden recordar estas fechas en los lugares que van de visita, por ejemplo; El viernes de dolores colocan altares a la virgen en varios templos y museos, en Querétaro se venera a la Virgen de los Dolores en Municipio de Colon, Soriano y se regala agua de limón con chía que representa las lagrimas que derramo la madre de Jesús durante su procesión.

Muy cerquita de nuestro estado, en Mineral de Pozos Guanajuato, el domingo de ramos es una conmemoración muy especial y representativa, bendicen las palmas en la “Explanada de la Vizcaína” para conmemorar la entrada mesiánica de Jesucristo a Jerusalén, la jornada inicia a las 7 de la mañana y cierra a la 1 de la tarde con misa en la Parroquia de San Pedro Apóstol.

Para vivir los días más importantes de esta celebración jueves y viernes santo, los lugares más representativos son la delegación de Iztapalapa en la Ciudad de México, donde se darán cita miles de personas en la explanada Cuitláhuac y la procesión del silencio en San Luis Potosí en “Plaza del Carmen”.

Un sin número no dejaran de lado la gastronomía que se puede degustar en estas fechas; chiles rellenos, lentejas, habas, tortitas de camarón, pescados y mariscos, ceviche y aguas de sabores, además de la tradicional capirotada y las torrijas azucaradas rellenas de arroz con leche o chilacayote, que solo se preparan en esta fecha del año.

Aparte de los ya mencionados los lugares más visitados son; “Taxco, Guerrero” una de las poblaciones más bellas de México que se viste de morado durante la semana mayor engalanando la Parroquia de Santa Prisca. “Chihuahua” ya que la representación de los Raramuris o Tarahumaras tiene ya 400 años una de las más hermosas y únicas realizada en Barrancas del Cobre. Y Querétaro ciudad atractiva por la representación de la pasión de Cristo en “La Cañada” y la procesión del silencio que parte del ex Convento de la Cruz, pasa por el templo de San Francisco y el templo y ex convento de San Agustín, así como en la majestuosa Santa Rosa Viterbo, por mencionar tan sólo algunos.

Sin duda es un tiempo lleno de significados, tradiciones y costumbres que se viven de distinta manera en todo el mundo, pero tampoco podemos apartar que muchos toman este periodo como descanso o bien deciden salir terminando los días más importantes.  

 

Comentarios