Deserción escolar

Ricardo Astudillo Suárez

Esta semana fue presentado el punto de acuerdo en el que se solicitó al Consejo Nacional de Población para que, en coordinación con la Secretaría de Educación Pública, se diseñen programas y campañas en materia de educación sexual, como una medida para reducir el índice de embarazos de adolescentes y en consecuencia de deserción escolar en Querétaro y todo el país.

En la Comisión Permanente del Poder Legislativo, el grupo parlamentario del Partido Verde, comentamos que México ocupa el primer lugar entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en número de embarazos en adolescentes y jóvenes de 15 a 19 años de edad y que de acuerdo con datos del INEGI, en el 2013, en Querétaro, del 14.4% de los embarazos fueron de jóvenes de entre 15 y 19 años.

Por lo que, argumentamos que la maternidad y paternidad a temprana edad, además de implicar un alto riesgo para la vida y la salud de la madre y del recién nacido, conducen de manera abrupta a las niñas y niños, a un mundo adulto para el cual no están preparados, con efectos desfavorables sobre su vida y la de sus hijos.

Asimismo, el Consejo de Administración del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD señala que un alto porcentaje de mujeres adolescentes que se embarazan tienen que casarse, lo que en la mayoría de las ocasiones las obliga a dejar la escuela; además apunta que en gran medida, el embarazo no es una decisión, sino consecuencia de una educación inadecuada o de la coerción sexual.

Un embarazo a temprana edad, tiene consecuencias para el desarrollo de la persona como el abandono escolar que además de implicar la imposibilidad de obtener nuevo aprendizaje de calidad, significará la pérdida de capacidades y oportunidades para emplearse en un ámbito sano y bien remunerado; sobre todo porque según el informe “Maternidad en la niñez”, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), en las naciones en desarrollo los embarazos son más probables entre niñas de hogares con pocos ingresos, con niveles de educación bajos y que viven en zonas rurales.

En el marco del "Día Mundial de la Población” del que este año tiene como temática “Invertir en juventud”, creemos que es un buen momento para buscar soluciones a esta problemática que debe de atenderse brindándoles a los jóvenes las herramientas para que puedan tomar mejores decisiones, siendo la educación e información la vía más eficiente.

Por ello, mediante un punto de acuerdo que se turnó a comisión para su dictamen, solicita al Consejo Nacional de Población para que en coordinación con la Secretaría de Educación Pública, ejecuten programas adecuados e incluyentes en materia de educación sexual, que sensibilicen a la población sobre los problemas que conlleva el embarazo adolescente.

En el Partido Verde Ecologista de México reiteramos el compromiso con la juventud y el país, para impulsar el desarrollo físico e intelectual de un sector de la sociedad tan importante; es vital “Invertir en juventud” porque, como bien se ha dicho, son ellos quienes en corto plazo saldrá al mundo laboral, creemos firmemente que la preparación de calidad, asegurará el éxito futuro de estos jóvenes.

 

Diputado federal por el Partido Verde Ecologista de México

Comentarios