Derrota que prácticamente deja sin liguilla a los Gallos

Ignacio Silis González

Excelente martes a todos los lectores universales.

Una derrota amarga por más que en algún momento del segundo tiempo hubo una reacción para alcanzar al Monterrey tras ir perdiendo 0-2 , parecía que con el empate y la expulsión de Cardona el cuadro plumífero podría sacar la victoria del majestuoso estadio BBVA BANCOMER, una vez más perdieron, cuando parecía que no debiera de ser así. Un Monterrey que inició a tambor batiente y que por el futbol mostrado en los primeros minutos aunado a la ventaja tempranera con goles de Carlos Sánchez y Funes Mori se podría presagiar una goleada sobre los queretanos. Gallos antes de los goles rayados tuvo una jugada muy clara en los pies del “Tito” Villa, además de un remate de pierna izquierda de Ángel Sepúlveda que no genero mucho problema para el portero Orozco.

Gallos inicio con Volpi, como siempre haciendo lo que le corresponde cuando se puede, Forlin y Miguel Martínez en la central quienes sufrieron al inicio con los embates de la ofensiva rayada, George Corral y Bornstein estuvieron por las laterales y se vieron involucrados de maneras diferentes en los tres goles rayados al perder la marca en sus zonas, más notorio en el último gol de Nery Cardozo donde entro solo y solo acompañado en la marca tibia de la defensa para cerrar la pinza en un trazo largo de Dorlan Pavón y así concretar el tercer gol que le dio la victoria a los rayados.

Mario Osuna y Domínguez alternaron la media de contención, “el Mono” como siempre con un gran desgaste físico y fue suplido por Paolo Yrizar buscando ofensividad y Nery la verdad solo cumpliendo a medias por lo que salió de cambio después de 45 minutos sustituido por el joven Jaime Gómez. Por las bandas Yerson Candelo quien volvió a marcar un gran gol, muy similar al que anoto contra América por la jugada en su totalidad y por el otro lado  Ángel Sepúlveda quien pone mucho empeño y ganas pero a la hora de tener jugadas para definir no le alcanza, el gol que anota para el empate era imposible que lo fallara al quedar solo a pocos metros con el arco abierto.

Arriba estuvo Emanuel Alejandro Villa quien lucha y pelea cada balón, tuvo una clara en sus botines y la dejo ir, el segundo gol proviene de un disparo suyo que reboto a los pies de Sepúlveda. El “Tito” estuvo acompañado del joven Fierro quien tuvo que dejar prontamente el partido al minuto 34 para dejar su lugar a Luis Miguel Noriega, un cambio más que obligado para hacer ajustes en media cancha ante el constante dominio de los regiomontanos.

Pues bien, Gallos Blancos intentara cerrar dignamente en casa al recibir en el Estadio Corregidora el próximo viernes 29 del presente a los Pumas de la UNAM en la penúltima jornada del torneo, ojala y se dé un buen partido para beneplácito de los aficionados que asistan al coloso del Cimatario.

Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

 

Comentarios