Déjà vu

Natividad Sánchez

¡Creo que ya eh estado aquí antes! ¿Les ha pasado? Un “déjà vú” es un tipo de paramnesia de reconocimiento caracterizada por la experiencia de sentir que has sido testigo o has experimentado previamente una situación nueva. Este término fue adoptado por el investigador psíquico francés Émile Boirac en su libro “El futuro de las ciencias psíquicas”, donde trata el extraño fenómeno de tener la fuerte sensación de que un evento que se vive en la actualidad se ha experimentado en el pasado.

Confieso que este acontecimiento me ha sucedido en varias ocasiones y aunque soy un poco escéptica cuando se habla de explicaciones no científicas, esa sensación tan rara en las que algunas veces puedes describir perfectamente el camino a recorrer te hace ponerlo en duda. Así cuando entre al Mercado 20 de noviembre en Oaxaca en el centro histórico de la ciudad, creí haberlo recorrido antes,  incluso saber hacia dónde dirigirme para saborear un delicioso chocolate caliente servido en un tazón de barro y un exquisito pan de yema, aunque ¡claro!, yo se lo atribuyo a que días antes leí un poco sobre el estado, o bien mi Déjà vu podría ponerse en duda por mis insaciables ganas de desayunar la tradicional gastronomía oaxaqueña.

Según el Dr. Arthur Funkhouser hay tres tipos principales de déjà vu: “El Déjà vecu” traducido como ‘ya vivido’ o ‘ya experimentado’, como cuando recorrí el municipio de San Joaquín en cuatrimoto (¡por cierto altamente recomendable y de noche mejor!) y lo reviví en Puerto Vallarta Jalisco, simplemente una experiencia que podría repetir una y mil veces más, con climas totalmente distintos pero con la velocidad, las emociones y la adrenalina a todo lo que da., por senderos muy parecidos de terracería y paisajes inolvidables.    

“El Déjà sentí” mucho más común alude a algo ‘ya sentido’, que incluso al visitar cualquier lugar puedes apreciar las mismas impresiones, en esta parte entra en el escenario “el recuerdo” que finalmente es lo que te llevas en tu mente y corazón para siempre. ¿Recuerdas tus Déjà sentí? La primera vez que visitaste la playa, que te subiste a un avión, que tomaste un barco para llegar a otros puertos, tu primer viaje en tren, el temor de recorrer un lugar en teleférico, atravesar la costa en kayak, la tirolesa, o viaje en globo… ¡recordar es vivir!

Y “El Déjà visité” que es el más impresionante de todos se traduce como ‘ya visitado’, es una experiencia menos frecuente que implica el extraño conocimiento de un lugar nuevo. Aquí puedes incluso encontrar el camino por una ciudad o sitio sabiendo al mismo tiempo que no puede ser posible. Hay muchas investigaciones al respecto, tanto científicas como quienes sugieren la memoria de los sueños, viajes extrasensoriales  y reencarnación. Según el padre del psicoanálisis Sigmund Freud no son más que deseos reprimidos y el Dr. Carl Jung alteraciones del inconsciente colectivo.

“Déjà vú”, “Déjà vecú”, “Déjà sentí” o “Déjà visité” sea lo que ya hayas experimentado, esa capacidad de nuestro cuerpo de  disfrutar tantas cosas; sabores, aromas, sensaciones y mas, es sin duda maravillosa, ¡viajar a través de los sentidos! …y tu: ¿has tenido un Déjà vú?

Comentarios