De puertas, caballos y aniversario

Los toros no se pudieran entender sin los caballos, aquellos animales fuertes que sirven para transportar al ser humano y lucir sus largas crines ahora los podremos ver en Provincia Juriquilla pues la siguiente semana comienza por tercer año se realizará el "Festival Internacional del Caballo Lusitano Querétaro", un evento que unirá del 27 al 30 de agosto, arte, entretenimiento y toda la cultura de los caballos lusitanos, como la exhibición ecuestre y concurso morfológico, para premiar a los mejores ejemplares. Serán 178 ejemplares de caballos lusitanos, entre hembras y machos, los que participarán en dicho Festival, que tendrá como invitados especiales a jueces de Portugal y ganaderos de diferentes estados de México, principalmente del Bajío.

Dentro de éste festival el día sábado 29 de agosto se llevará a cabo la corrida de rejones dónde se estarán presentando los rejoneadores Jorge Hernández Garate, los 25 años de alternativa de Rodrigo Santos y Emilio Gameros, además de la siempre vistosa participación de los forcados esta vez será un verdadero duelo de pegas entre los de Mazatlán, los de Juriquilla y los de Querétaro, algo que sin duda será muy llamativo para todos los que deleiten la retina en aquella pequeña pero acogedora plaza de toros, que cabe mencionar será la entrada al 2x1, con costos bastantes accesibles.

El torilero

En recientes fechas he decidido ayudar y emprender una nueva ilusión, el poder ser torilero de alguna plaza aquí en Querétaro pero no quise dejar pasar este espacio para rendirle un homenaje a esa función tan importante dentro de la corrida de toros. En todas las plazas de toros hay una persona encargada de abrir la puerta de toriles para que la res salte al ruedo y comience la lidia. Es el torilero, cuya función poco especializada en esto de la fiesta, quien tras descorrer el cerrojo del llamado portón de los sustos, abre la puerta  para que el toro, desde la oscuridad del chiquero, acceda por la manga o pasillo, a la claridad diáfana del coso taurino en un contraste de oscuridad y luz que altera en ocasiones su comportamiento y le sorprende. Ciertamente los torileros de las plazas de los pueblos y de las ciudades pequeñas desempeñan su oficio como personas aficionadas a las que gusta intervenir en esa función normalmente gratis et amore, en ocasiones por una propina, o simplemente por echar una mano a la organización del festejo.

Es verdad que alguien tiene que hacer muchas de las actividades que se precisan para que el festejo taurino se desarrolle con normalidad en el interior de las corraletas, en abrir y cerrar trampillas, puertas, correderas o pasar la vara para poner la divisa o encauzar a su sitio a un toro díscolo.  Y todas esas personas tienen también su parte en la celebración taurómaca porque ellos también son importantes pese a su anonimato.

De aniversario

No quiero dejar pasar éste día especial para todos los que de alguna u otra forma colaboramos para ésta casa editorial. Enviar una cariñosa felicitación por el tercer aniversario de EL UNIVERSAL Querétaro, quien se ha convertido en lo que a mí -y nuestros espacios taurinos respecta- en un ventana al mundo de los toros en las cuales hemos puesto corazón y redacción cada jueves para sembrar la semilla, y cada vez más gente se acerque a las plazatoros; toros es importante mencionar que el espacio es oro molido puesto que poco son los medios que acceden a tener en sus páginas temas controversiales como lo es la fiesta brava. Así que sea un año más de sangre pasión entrega pero sobre todo de mucha afición taurina.

Espero sus comentarios en [email protected] y @olmochato

Comentarios