De autonomías, transparencia y eficacia | Querétaro

De autonomías, transparencia y eficacia

Fernando Paniagua

Algo sucede en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) que, en los últimos años, pese a la constante queja de sus autoridades de no recibir los suficientes recursos, tanto de la Federación como del estado, y de que sí reciben incrementos, aunque sean mínimos en sus partidas presupuestales, no se ha visto reflejado en diversos rubros.

Aunque en los últimos años que se ha incrementado el presupuesto de la UAQ no hay aumento de plantilla de alumnos, no es más fácil ingresar a la universidad que antes y, peor aún, no hay transparencia en el gasto y destino de algunos recursos.

En promedio, en los últimos 5 años la UAQ recibió incrementos en sus presupuestos anuales de 10%, aunque en 2016 fue de 3.1%  según lo declaró en su momento por el entonces rector Gilberto Herrera.

Este 2022, la UAQ recibirá un incremento presupuestal  del gobierno estatal de 13% respecto de este año y que ha sido calificado de ‘histórico’ por las propias autoridades universitarias.

Sin embargo, en los últimos años,  no ha logrado incrementar, en las mismas proporciones en las que se le ha incrementado su presupuesto, rubros como el ingreso a educación media superior, donde en promedio aceptaron apenas a 44%  de los aspirantes en los últimos 6 años.

En ese mismo periodo, la participación de la UAQ en el total de estudiantes de media superior se ha estancado en  9%, en tanto que en educación superior se registra, igual de 2016 a la fecha, una caída en el número de  aceptados, además de que la tasa de crecimiento de la matrícula de Educación Superior en los últimos años ha sido de 2.75% en promedio.

En contraste, en los últimos seis años, la UAQ ha visto incrementar su personal operativo y ha visto disminuir su personal académico, pues, según datos de la misma institución, de 2016 a la fecha el crecimiento del personal administrativo ha sido del 21%, pues pasó de mil 255 a mil 525, mientras que el personal académico decreció en el mismo periodo, pasó de 2 mil 682 a 2 mil 626, además de que, en este periodo no ha aumentado el número de profesores que pertenezcan al Sistema Nacional de Investigadores.

A todo esto se suma el que  en el más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación, la UAQ aparece con irregularidades pues se reportó que debe aclarar el destino de al menos 170 millones de pesos de los recursos ejercidos en 2020 y que a la fecha, al menos públicamente, no han aclarado.

La UAQ debe explicar la falta de documentación justificativa y comprobatoria del gasto; por pago de conceptos no autorizados como excedentes en sueldos, prestaciones o estímulos; transferencias de recursos a otras cuentas bancarias o porqué hubo recursos sin ejercer que no se reintegraron a la Tesorería de la Federación. Estos son algunos rubros que llaman la atención respecto del discurso de la máxima casa de estudios y sus dos más recientes cabezas y que necesariamente deberán aclarar.

Por días de asueto, nos leeremos en este espacio hasta el próximo 10 de enero. En tanto deseo que todos ustedes pasen unas muy felices fiestas. ¡Digo! Quejas, dudas y comentarios: @Paniagua_Fer7 

Comentarios