Cumplidores

Jorge Meléndez Preciado

Para una victoria tan rotunda hubo muchos arquitectos que no son tan conocidos.

Director de Unión de Periodistas.

[email protected]@jamelendez44

Todo mundo se centra en la amplia victoria de Andrés Manuel luego de sus 30 millones de votos. Incluso sus enemigos más implacables lo abrazan, felicitan y elogian. Para una victoria tan rotunda hubo muchos arquitectos que no son tan conocidos y los cuales lograron los primeros triunfos para todos los mexicanos.

Voy por partes.

Los pequeños empresarios: Ángel Sánchez, en el poblado de Mazatecochco, Puebla, y Jesús Rodríguez, en Querétaro, que anticiparon regalar cemitas y tacos si ganaba López Obrador, más la cervecería Irish Pub, en Tijuana, que dijo agotaría sus reservas si triunfaba el de Morena, y cumplieron con un llamado al presidente virtual: “No hay que fallarle al pueblo”. Pusieron el ejemplo y ahora piden, correctamente, atención para todos.

Un trío que se formó antes de las elecciones y estuvo trabajando sin grandes apoyos partidarios: Pablo Hernández, César Faz y Sebastián Ramírez, los cuales organizaron el colectivo La Tanqueta, el cual propició, por redes sociales, que votaran como nunca una cantidad de jóvenes y personas de la mediana edad, quienes hicieron más caso a ellos que a los intelectuales (Eje Central, 5 de julio). Por eso el Peje las llamó “benditas redes sociales”, algo que indignó al escritor ligado a Enrique Krauze, Christopher Domínguez (EL UNIVERSAL, 6 de julio).

Hay muchos más. Destacadamente, las revelaciones de Tatiana Clouthier, Gerardo Esquivel y Hernán Gómez.

Primeros éxitos. Duplicar para 2019 el apoyo a los adultos mayores y hacerlo nacional; el programa para dos millones 600 mil jóvenes, quienes recibirán dos mil 400 pesos mensuales. En promedio, ambos proyectos tendrán una erogación de 150 mil millones de pesos anuales. Los dos, a regañadientes, aprobados por Peña Nieto y los empresarios.

El recorte de 15 mil millones de pesos en seguros médicos y salarios para la alta burocracia. El no pago de pensiones a los ex presidentes y sus viudas, lo que ahorrará 40 millones de pesos al año ante la taquicardia de Luis Echeverría y Vicente Fox, entre otros.

Promesas cumplidas y cortos pero firmes pasos de un nuevo gobierno y sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios