¿Cuestión de suerte?

Enrique Guerrero

La suerte, la Diosa Fortuna o como usted le quiera llamar, parece que está del lado de Gallos Blancos, pues aunque en el Clausura 2018 no ha dejado de ser “candil de la calle, oscuridad de su casa”

La suerte,  la Diosa Fortuna o como usted le quiera llamar, parece  que está del lado de Gallos Blancos, pues aunque en el  Clausura 2018 no ha dejado de ser “candil de la calle, oscuridad de su casa”, la semana reciente le fue fructífera.

Por un lado, pierde 2-1 en su visita a Morelia en la jornada que cerró la fase de grupos de la Copa MX y aun así avanzó a los octavos de final de panzazo.

Ahí no le veo mucho futuro, pues visitará mañana a Rayados de Monterrey, a los que les urgen triunfos sea donde sea y como es a una sola entrevista, creo que el gallo hasta ahí llegó, a menos que aproveche el mal paso de sus rivales y dé la sorpresa.
Pero bueno, como dice Luis Fernando Tena, a Gallos lo que le importa en este semestre es conservar la categoría, salir del problema porcentual lo antes posible y ver hacia adelante.

Pues bien, además del boleto a octavos en la Copa, la jornada 10 regular de Liga resultó muy favorable para los emplumados, ya que los otros tres involucrados en la quema, Lobos, Atlas y Veracruz, perdieron sus respectivos compromisos ante Tijuana, Morelia y Tigres.
Mientras que Gallos  fue a darle otro palo al Cruz Azul,  al vencerlo 1-0 y obteniendo tres puntos de oro molido, los que le permiten ahora sumar 12 unidades y colocarse en el casillero 13 de la clasificación general a 3 de Monterrey para meterse a zona de calificación.
De esos 12 puntos, sólo ha ganado 2 de local y 10 como visitante, por eso el calificativo de “candil de la calle y oscuridad de su casa”, ya se parecen a Cruz Azul y Chivas, que no dan una en terreno propio.

Y como a la gran mayoría creo yo, me sorprende que los emplumados hoy estén convertidos en uno de los mejores visitantes del torneo con 3 victorias  sobre Lobos, Tijuana y  Cruz Azul, además de un empate con León que le han dado 10 valiosas unidades para seguir en la intensa lucha por no descender.

Aunque claro, con aquello de que entre 2019 y 2020 no habrá descenso y aumentará a 20 el número de equipos en la Liga MX, ya más de alguno dejó de preocuparse, medida que quiérase o no perjudicará el nivel de competencia, de por sí la Liga ya no parece mexicana sino Liga de Babel con tanto extranjero, pero bueno, estas cosas ya tuvieron sus efectos y la renuncia de Decio de María a la Femexfut y la llegada de Yon de Luisa, tendrá mucha tela de donde cortar.

Gallos, Veracruz, Lobos y Atlas no deben relajarse por estas “buenas nuevas”, pues los dueños del balón salen con cada ocurrencia que bueno. 
Lo interesante es que los emplumados volvieron y bien a la senda del triunfo con gol de Sanvezzo y la gran atajada de Volpi en tiro penal, ambos, los héroes de ese partido ante la Máquina que hoy les permite rebasar al Atlas en el cociente y dejarlo que se haga trizas con el Veracruz que no sale del sótano, mientras que Lobos  está en el lugar 15 con 1.1481, Gallos 1.1368, tapatíos 1.1053 y jarochos 1.0210.

Restan sólo 7 jornadas, 21 puntos en disputa, a Gallos le quedan sólo 3 de local, este sábado ante Necaxa y después  Puebla y Pachuca, muy complicados; mientras que como visitante donde le ha ido mejor que hasta ni miedo tiene ya, va ante Monterrey, Santos, Atlas y Pumas.
Crucial podría ser el duelo ante los Rojinegros, a quienes Gallos podría devolverles el “favor” de hace unos 11 años, pues recordemos que Atlas dirigido por Rubén Omar Romano —hoy otra vez su técnico— le ganó al cuadro queretano en el Jalisco y los envió a la Primera División A, cuando estaban bajo la tutela de Chava Reyes Jr., quien lloró y fue consolado por el argentino, que tiempo después se lo llevó como su auxiliar en Santos, pues vaya que sintió “gacho” por el Chavita.

Lo que es la vida, una rueda de la fortuna, fortuna como la que ahora parece sonreírle a los plumíferos  y de visitantes, ojalá y no vengan a menos y ya se enseñen a ganar en su gallinero, ¡hasta parecen “nuevos” hombre!, su público lo pide y exige a gritos.
Hasta la próxima. 

Comentarios