Cuando se pierde la esencia…

Ana Patricia Fernández

A falta de escasas jornadas para el fin de un nuevo torneo corto del futbol mexicano, todos los equipos planean su gran cierre…y con las bondades de la liga muchas veces basta con cerrar con broche de oro tu participación en la Liga para colarte a fiesta grande y hasta ser campeón…León nos podría explicar muy bien sobre eso.

En fin, las cosas en la Liga Mx son benéficas para cada equipo, no importa que hayas tenido un pésimo comienzo, aquí lo que importa es meterte, aunque sea de ‘panzazo’, a la fiesta grande. Ya hasta se asemeja a lo que decía Miguel Herrera aquí en Querétaro cuando jugó el TRI ante Panamá “no importa jugar bonito, importa ganar”… ¿cómo ven a nuestro flamante seleccionador nacional?

Volviendo al tema; ya se acerca el final y en Gallos Blancos las cosas no pintan del todo bien, y es que desde la llegada de Ronaldinho todo parece salirles al revés. Siete juegos perdidos desde su llegada (incluidos dos cotejos de Copa Mx) y el cierre que tienen no está nada sencillo. Luego de enfrentar hoy por la noche a Tijuana, recibirán al América, visitarán a Tigres, viene Morelia y cierran con Jaguares.

El meollo de todo este asunto comienza cuando el equipo cambió… ¿desde cuándo Gallos era famoso internacionalmente? Periódicos importantes en Europa lo mencionó en algunas notas, haciendo como referencia que era el nuevo club de Ronaldinho.

Al momento de perder la esencia, los problemas surgieron. Querétaro no salía de zona de liguilla desde la primera jornada en la que perdió contra Pumas, desde ahí el equipo iba bien. A paso constante y con buen ritmo, pero de repente el ‘boom’ Ronaldinho los impresionó hasta ellos mismos.

Los jugadores fueron igualmente afectados por el tremendo ‘lío’ mediático que se armó en el futbol mexicano en general y perdieron la concentración. Ahora los objetivos lucen aún más lejanos y corren el riesgo de ni siquiera cumplirlos.

No somos adivinos, pero quizá si la llegada del astro brasileño no le hubiera ocurrido a Querétaro, todo seguiría como al inicio de su temporada, pasos cortos pero firmes camino a la liguilla.

Un caso cercano que podría asemejarse un poco a perder la esencia es el de Leones Negros, quienes hicieron un esfuerzo tremendo por ascender y al llegar a primera división cambiaron por completo al equipo, ahora con un nuevo plantel han ido dando tumbos por el Apertura 2014 y con el peligro latente de descender.

Probablemente, de conservar la esencia, el mismo equipo, con algunos refuerzos, podría tener una historia distinta. En México la palabra “proceso” es muy complicada de entender, cosa que ha hecho decrecer al futbol mexicano.

Lo comprobamos a nivel selección, ahora que la selección mexicana jugó en la Corregidora, nos quieren vender la idea de que los equipos de CONCACAF han crecido, pero… ¿no más bien México ha bajado?

Comentarios