Crónica de una oradora

Mayra Alejandra Dávila Alvarado

Estas líneas rompen la directriz de abordar temas relacionados a la mujer, para convertirse en el espacio en el cual compartir un triunfo de todas las queretanas. El pasado martes en las instalaciones del PRI en el DF, durante el marco de los 16 días de activismo por la campaña de la ONU que busca erradicar la violencia de género, se realizó el Certamen Nacional de Oratoria 2015 convocado por el Organismo de Mujeres Priístas, en el cual, después de varias décadas, una mujer, su servidora, se coronó como la primera queretana campeona nacional de oratoria. En este Certamen participaron 20 oradores de todo el país representando a sus estados. El jurado se integró por 3 grandes la oratoria nacional: el maestro —y me atrevo a decir que el mayor impulsor de la oratoria en México— Waldo Fabián González; la alumna del más grande orador que nuestra nación ha tenido —José Muñoz Cota—, la maestra Nelly Tapia Cabañas; y el alumno post mortem del dulce maestro Muñoz Cota, el licenciado Pedro Emmanuel Enríquez. Este concurso fue más que extraordinario, pues después de dos rondas donde se abordaron temas relacionados a la violencia política hacia la mujer, violencia obstétrica, violencia física, etcétera, hubo una tercera ronda de desempate, donde a los tres oradores nos tocó abordar el tema “la vida y la obra de Alicia Pérez Salazar”.

Hablar de la dulce maestra albacea del corazón del dulce maestro implicó un enorme reto, un gran compromiso y un privilegio, pues he tenido la oportunidad de estrechar sus brazos y sentir su cariño, amor por la oratoria y apoyo incondicional hacia la juventud muñozcotista. Cada vez que abro mi libro Cartas a Alicia y leo las palabras con las que lo marcó me siento, sin serlo, parte de esa extraordinaria historia de amor, entrega y cariño por la obra del maestro.

Este triunfo me convierte en la primer mujer queretana en ganar un campeonato de oratoria en el PRI: ello no puede significar otra cosa más que este es el tiempo de las mujeres, y que en el PRI estamos listos para otorgarle a las jóvenes de México la palabra y la acción que les permita ocupar los espacios en los cuales nos hacen falta.

Agradezco la pronta y distinguida atención de nuestro dirigente, el licenciado Juan José Ruiz y la líder de las priístas en el estado, la regidora Dolores de la Torre, ambos comprometidos con la cultura y participación juvenil.

Para la premiación existió una sorpresa, la cual fue la oportunidad de integrarme como asesora legislativa, lo cual me incentiva a seguir preparándome y a continuar trabajando por la oratoria queretana que se encuentra en un momento crucial para revivir aquella época de oro que se vivió con el ex gobernador y hoy embajador de México en el Vaticano, el doctor Mariano Palacios Alcocer. Para cualquier orador convertirse en campeón nacional implica asumir el compromiso de que nuestra palabra se encuentra en deuda con la patria; existen muchas causas justas que defender. Hoy en el y la oradora deben llegar heridas en sus manos por las obras que realice en favor de la sociedad y no en la lengua por las mentiras que le pueda decir a su pueblo. Los y las oradoras de México debemos hablar por los que no pueden, los que no saben y los que tienen miedo de hablar. Ello lo sé de sobra, pues en este camino de la elocuencia he tenido la oportunidad de tener a grandes maestros como guías: por ello puedo decir que existen mil motivos para hablar, pero el más importante para mí siempre será el amor por mi Jalpan, por Querétaro y por este México que nos está pasando lista.

Las manos del destino histórico nos están moldeando a las mujeres para dejar de ser piedra inclemente y convertirnos en cántaro de ternura y heroísmo, porque es en el heroísmo donde se alcanza la región de los iguales.

Oradora Nacional. Premio Estatal de la Juventud Querétaro 2013. @MadalyrmDavila

Comentarios