Congruencia para el desarrollo social

Jesús Rodríguez Hernández

La Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el ejercicio fiscal 2016. En el artículo 4 transitorio establece que: “Las dependencias, incluyendo sus órganos administrativos desconcentrados, y las entidades deberán reducir sus estructuras organizacionales relacionadas con las áreas y funciones de planeación, evaluación y vinculación; oficialía mayor; comunicación social; asuntos internacionales, y órgano interno de control...”. Con este recorte se beneficiaron las secretarías de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Educación Pública (SEP), Salud (Ssa) y Comunicaciones y Transportes (SCT).

Este acuerdo beneficia otros rubros como el del Fondo Sur-Sureste: en los artículos transitorios del PEF se incluye un recurso para este Fondo, se otorgarán subsidios para cubrir total o parcialmente el costo de la elaboración de estudios, proyectos de inversión en infraestructura y equipamiento. Este recurso reactivará el Fondo y los estados beneficiarios, Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán, tendrán la garantía presupuestal para los estudios de inversión de alto impacto, en obras como el Corredor Transístmico, la rehabilitación de la Vía Ferroviaria Chiapas-Mayab, la modernización integral de la Carretera 180 que corre de Puebla a Cancún, entre otros proyectos que revertirán la falta de conexión entre los propios estados que integran la región, ya que existe una red carretera excesivamente dañada y con poco mantenimiento, así como puertos y aeropuertos con muy baja conectividad. El ejercicio de estos recursos estará sujeto a los lineamientos que emita la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

La región Sur-Sureste tiene una compleja geografía integrada por las zonas serranas de la Sierra Madre del Sur, la Sierra de Chiapas y la Cordillera Centroamericana. La población regional representa el 28% del total nacional, es en su mayoría más joven que la del resto del país; la población se encuentra dispersa en zonas rurales. 48% de los habitantes de la región vive en localidades menores a 2 mil 500 habitantes, mientras que a nivel nacional sólo 28%. El 52% de la población de Chiapas y el 51% de Oaxaca habita en zonas rurales.

Tiene una débil conectividad que limita la actividad económica, existen pocos incentivos económicos, por lo que nos encontramos condiciones de rezago social y pobreza. La región tiene áreas de oportunidad importantes, cuentan con actividades petroleras y el turismo. El 84% del PIB de la minería que se incluye en la producción petrolera proviene de la región y del total del nacional del PIB de turismo, 54 % corresponde al Sur-Sureste.

La zona tiene una vocación de progreso; crear esquemas para incentivar la inversión impulsará la generación de empleos; la población de los estados que colindan con el Pacífico dependen de actividades primarias y de servicios; principalmente Puebla y Veracruz tienen mayor desarrollo industrial; Tabasco y Campeche tienen industria petrolera; y Yucatán y Quintana Roo, principalmente, dependen del desarrollo de la industria turística y de servicios.

La conjunción de factores negativos hacen que la región sea menos productiva y con atraso, no tiene acceso a servicios financieros y el financiamiento es muy limitado, la población no está capacitada, pequeños productores sin tecnología, alta dispersión poblacional, lo que implica que el transporte tenga un costo muy elevado y mala conectividad.

Concluyo, con este recurso el Fondo Sur-Sureste se reactivará para lograr el objetivo: que los estados participantes tengan los elementos para integrar los estudios, proyectos y planes, para realizar los programas que les permitan elevar la calidad de vida de sus habitantes.

 

Ex presidente municipal de Querétaro y ex legislador federal y local.

@Chucho_RH

Comentarios