¿Cómo le doy placer sin que le de miedo?

Rocío Ruiz

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Como cada semana, sigo recibiendo tus dudas e inquietudes para apoyarte como psicoterapeuta y sexóloga.

Pregunta: Buenas noches Rocío. He leído todas tus columnas y me han gustado mucho, tengo un problema y no sé si me puedas auxiliar. Me llamo Adriana y tengo 55 años, mi esposo tiene 60 y hace seis meses lo operaron de la columna por una hernia discal, ha estado en recuperación y ya está mucho mejor. Hemos tenido ganas de reanudar nuestras relaciones sexuales, pero nos aterra. Ya le preguntamos al médico y nos dijo que no había problema y que ya podíamos. Él tiene erecciones, pero a veces, por el temor, las pierde. Cada vez que lo intentamos y no podemos llevarlo a cabo, nos frustramos, luego ya no queremos intentarlo. ¿Será que es muy pronto para él? ¿Lo estoy forzando sin querer? ¿Cómo le doy placer sin que le dé miedo? ¿Será que podamos reanudar nuestros encuentros sexuales? Gracias por resolver mis dudas y apoyarnos, los dos te lo agradecemos.

Respuesta: Hola Adriana. Gracias por seguirme y por la confianza de ambos. Mira, sólo tu esposo sabe qué tan pronto es. Si todavía tiene miedo es que aún no se siente totalmente recuperado, tal vez está preocupado por querer complacerte debido a que han pasado muchos meses, pero lo importante es no forzar. Yo creo que no lo estás haciendo conscientemente, sin embargo, al animarlo a reanudar las relaciones, él se podría sentir presionado.

Lo importante es que sepan que sí pueden reanudar sus encuentros sexuales y quizá hacerlos más ricos e intensos. En la sexualidad existen juegos que se llaman manuales y no implican mucha intervención del cuerpo. Es importante que él vaya recuperando la confianza en la sexualidad, como lo hizo cuando volvió a caminar.

A veces es intimidante practicarle sexo manual a un hombre porque la mayoría son expertos en el arte de la autoestimulación, pero eso no debe detenerte para aprender o perfeccionar tus técnicas. Pídele que se recueste, se relaje y observe cómo lo tocas, algo que sin duda lo vuelve sumamente excitante. No está por demás darte unas técnicas para estimularlo al 100%. Es importante que tu pareja no se olvide de ti y que también te proporcione caricias y juegos manuales.

1.— Clásica: Coloca la mano en la base de su pene y muévela lentamente hacia la parte de arriba, al mismo tiempo, con el dedo pulgar masajea uno de sus lados.

2.— Espiral: Mueve la mano de arriba hacia abajo y por toda la superficie, pero de vez en cuando, añade un movimiento en espiral.

3.— Con ambas manos: Colócalas alrededor, cierra los dedos y mantén una presión agradable, sin que sea demasiado floja. Gira una mano a la derecha y otra a la izquierda, al mismo tiempo muévelas arriba y abajo suavemente.

Llénalo de caricias por todo el cuerpo y no te preocupes por la técnica, un ritmo constante, una mano segura y mucho lubricante es garantía.
Recuerda, Adriana, que todo es un juego, por favor tómenlo con diversión, y no se apresuren para nada, poco a poco y con confianza reanudarán su vida erótica.

Comentarios