Colón, los priístas en la contienda

César Lachira Sáenz

La contienda de priístas en los distintos municipios para aspirar a un cargo de elección popular ha polarizado la militancia, de tal manera que para la dirigencia le es difícil hablar de unidad y postular candidatos que reúnan todas las fuerzas políticas, ya sea de hombres o mujeres. Veamos un ejemplo: En el municipio de Colón los priístas están divididos porque los aspirantes a la Presidencia Municipal se han multiplicado al grado de escucharse los nombres de cuatro hombres y dos mujeres quienes buscan la candidatura. Hay un antecedente que los priístas no deben olvidar: cuando el hoy alcalde, Alejandro Arteaga Cabrera, estaba en campaña buscando el voto de la estructura tricolor muchos pusieron en duda su triunfo. A dos años de la actual administración es difícil predecir quién será el sucesor. En todo caso debería ser el presidente del Comité Municipal en Colón, José "Pepe" Nemorio Guevara, quien ponga orden, sin embargo es poco factible que lo logre ya que él mismo es uno de los aspirantes. Lo recomendable es que se decida si continuará al frente del PRI en Colón o buscará la candidatura.

AHORA VIENEN LOS CAMBIOS EN ONMPRI-QUERÉTARO

Desde hace mucho la Organización Nacional del Mujeres Priístas en Querétaro (ONMPRI), que encabeza Dolores de la Torre, habían emprendido su lucha para la aprobación de ley que proponía que 50% de las de las candidaturas de cada partido sean para hombres y 50% para mujeres. Luego de encabezar esta lucha que al final terminó en un recorrido hasta las oficinas de la 57 Legislatura, ubicadas en la Casa Mota, Dolores de la Torre y otras líderes femeninas lograron que finalmente se aprobará dicha ley y con ello su gran objetivo: la equidad de género.

Ahora resulta que previo al proceso de designación de candidatas mujeres que participen por el tricolor, el presidente estatal del PRI, Tonatiuh Salinas ha pedido, personalmente, su renuncia a Dolores de la Torre de ONMPRI, con el fin de imponer alguien más a fin de sus intereses y procurar tener el control en las futuras designaciones femeninas.

Vaya que el asunto está que quema al interior del tricolor, y confronta los intereses. Las malas lenguas nos hablan que Tonatiuh Salinas quiere tomar decisiones al margen del gobernador José Calzada, en fin como dice el dicho: “cuando el río suena es porque piedras trae”.

¿BRAULIO, SIGUE O YA SE BAJO?

En política los analistas buscan estar midiendo los escenarios políticos que cambian día a día. Llama la atención que entre los candidatos priístas que comenzaron la contienda para gobernador, algunos suben, en tanto que otros parecen que han tirado la toalla.

El que se mantiene a la cabeza, aunque en las últimas semanas ha descendido un tanto, es Roberto Loyola. Su aparato de publicidad se ha orientado a divulgar las 1500 obras realizadas, aunque después de las lluvias habría que descontar las que quedaron inservibles, y que la población cuestiona por la mala planeación, material de poca calidad, que finalmente tienen un costo político que él tiene que asumir.

 El caso de Jesús Rodríguez, ha venido de abajo y avanza poco a poco, en razón del adormilamiento de los otros candidatos que no encuentran la ruta para el despegue, y claro hay que reconocer que conoce el sistema al interior del PRI y muchos de sus líderes son sus hijos políticos.

De Tonatiuh Salinas parece que aún no decide a que aspira, es un personaje que espera que su jefe le dé la instrucción, siempre ha sido así, los puestos que ha logrado son por designación del  superior.

Quien debe estar preocupado es Braulio Guerra. Sus posibilidades de ser designado candidato priísta a la gubernatura son cada día más lejana y los es también de la presidencia municipal. Sus aspiraciones a una diputación plurinominal son difíciles en cuanto son privilegios del Comité Ejecutivo Nacional y de los secretarios de Estado.

Vaya que Braulio Guerra es un político que se las ha jugado por el PRI en tiempos de oposición, nadie puede negar su trabajo de militante y de líder, sin embargo, se ha ido confrontando con los grupos de interés al interior de su partido que a la postre lo van dejando sólo en las alianzas que se tejen ante sus ojos.

POLICIAS CON FALTA DE SENTIDO COMÚN

Vaya quienes hemos visto el video donde un guardia municipal levanta una infracción a un vehículo que se había estacionado en un lugar para discapacitado, si bien no tenía la placa, estaba recogiendo a una anciana discapacitada. ¡Por favor Capitán Héctor Benítez, donde está el sentido común¡ Claro dicho funcionario ya se siente que va a ser secretario de Seguridad Pública, porque perjura que Roberto Loyola ya ganó y  va ser designado.

Este tipo de conductas son reprobables por la ciudadanía, y por favor humanicen a sus policías para que no discriminen a los discapacitados. El sentido común es algo natural en cualquier ser humano, ¿o no?

Comentarios