Código Urbano y mejora regulatoria en Querétaro

José Alfredo Zepeda Garrido

No tienen reglamentos de construcción 11 municipios y algunos de los reglamentos de construcción municipales existentes no están adecuados a sus características geotécnicas y de geografía física

En la Asamblea del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Querétaro (CICQ), realizada el martes pasado, nuestra Presidenta, Ing. Viridiana Nava Rodríguez, convocó a nuestro gremio para participar con propuestas en la mejora regulatoria en lo relativo al Código Urbano del Estado de Querétaro, vigente desde 2012 (CUQ12), en los diversos tópicos de especialidad que se incluyen y que nos son afines.

Lo anterior, lleva a retomar lo publicado en esta sección de opinión de El Universal Querétaro, hace poco más de dos años, cuando se publicaron varios artículos relativos a la reglamentación en materia de construcción, así como al Código Urbano.

Bien ha citado Viridiana Nava, el propósito de la mejora regulatoria surge de los requerimientos de las asociaciones organizadas, empresarios, profesionistas, medios de comunicación, instituciones gubernamentales y ciudadanía en general que ha estado exigiendo desde hace años la mejora regulatoria federal, estatal y municipal que nos permita ser un país más eficiente, productivo y competitivo.

La Comisión de Mejora Regulatoria del Estado de Querétaro (CEMER) se coordina con las autoridades federales y municipales, concertando con los sectores social, empresarial y académico. La CEMER analiza y diagnostica la normatividad vigente para eliminar regulaciones innecesarias e impulsar la mejora continua y la simplificación administrativa.

Una de las mesas técnicas que tiene dispuesta la CEMER y que resulta del interés para el CICQ, es la referente a reglamentos de construcción, en la cual tienen intervención varios municipios de Querétaro y la SDUOP. Es también de la mayor importancia lo relativo al (CUQ12), tópico en el que enfatizó Viridiana Nava.

El Código Urbano del Estado de Querétaro, vigente desde el año 2012 (CUQ12), señala en su Art. 18 que los municipios del Estado a falta de reglamentación en materia de construcción deberán aplicar el Título Cuarto, correspondiente a las construcciones y, en su caso, la reglamentación que expidieren deberá ser congruente con este ordenamiento al contar con sus reglamentos de construcción, acordes a sus propias características. Sin embargo, deja incertidumbre en lo relativo a la forma más adecuada de atender los requerimientos de un reglamento hecho a la medida de los municipios que no tienen uno adecuado a su geografía física y características geotécnicas. El CUQ12 es un logro excelente, pero no suficiente para regular la construcción estatal, tal como se encuentra, y queda la duda si acaso el Reglamento Estatal de ConstrucciónRGCEQ90 quedó abrogado al aprobarse el CUQ12.

El CUQ12 no suple y no contiene el equivalente a al Reglamento de General de Construcciones del Estado de Querétaro 1990 (RGCEQ90) y desconocemos si fue derogado. Además, el RGCEQ90 no es adecuado a la realidad de Querétaro, porque toma requerimientos propios de la CDMX que no existen en nuestra entidad e ignora características relevantes de la ZMQ, como la existencia de suelos expansivos, la subsidencia por extracción de agua del subsuelo, los agrietamientos por subsidencia así como la adecuada zonificación para propósitos geotécnicos relacionados con la cimentación de edificaciones y pavimentos.

Por otro lado, sigue sin cumplirse la elaboración de las normas técnicas complementaria indicadas tanto en el CUQ12 como en el RGCEQ90. En cuanto a reglamento de construcción, el que tiene vigente el municipio de Querétaro, es el más completo y adecuado de los existentes. Hoy se cuenta con reglamentos de construcción para los municipios de Querétaro (que es el más completo y avanzado), Pedro Escobedo (2013), San Juan del Río (2014), Tequisquiapan (2013), Cadereyta de Montes (2013), Pinal de Amoles (2015) y Jalpan de Serra (2013).

No tienen reglamentos de construcción 11 municipios y algunos de los reglamentos de construcción municipales existentes no están adecuados a sus características geotécnicas y de geografía física; en cierta medida, esto también sucede con los que comparten los valles centrales.

Comentarios