Cierres viales

Son asunto cotidiano

por muy distintas razones.

Son algunos muy temprano

y se generan tapones.

 

Y el claxon sí funciona

y a todo lo que da.

Mucha gente se “emociona”

y pues de bruces se va.

Circular es complicado

y en hora pico aún más.

Luego hay el altercado

y hasta de golpes te das.

Ejercicios de paciencia

los debemos practicar.

Y tener plena conciencia

de no dejarnos tronar.

El semáforo en rojo

en algunos cruces tarda.

y se cosecha el abrojo

de quien se vuela la barda.

Periodista

 

Comentarios