Cernidero Político

César Lachira Sáenz

LA MINORÍAS DESEABLES

 

Vaya que en la columna anterior habíamos sostenido la posibilidad de una alianza del PRD con el PAN, así como con el Movimiento Ciudadano, ahora resulta que con el cambio de dirigencia del sol azteca pareciera que los vientos cambian. En primer Lugar Tonatiuh Salinas, líder estatal del tricolor anunció la posibilidad de hacer una alianza con el PRD, en aras de un proyecto común, cuyo nombre es: “Prosperidad para todos”.

 

Vaya el nombre del proyecto resulta muy socialista y electorero, porque a la hora de los hechos la prosperidad es de unos cuantos olvidándose de la gran mayoría de pobres que sólo son recordados en tiempos de competencia electoral. En fin, cada quien con su ocurrencia. Lo que no queda claro, es si “Prosperidad para todos” va a ser el slogan de campaña del PRI para  2015, o sólo es la frase de Tonatiuh Salinas que va a utilizar en su campaña interna del tricolor.

 

La llegada de Adolfo Camacho a la presidencia del PRD estatal hace entrever un cambio en su estrategia electoral, primero, al anunciar: “que no habrá alianzas”, para luego irse en alianza con el mejor postor, esa ha sido su estrategia a nivel nacional.

 

El PRD en el Querétaro es un partido disminuido, sólo representó el 1.88% de los votos para la gubernatura en 2009, si a ello se suma que parte de sus votos los sumaba Manuel López Obrador, resulta que ahora con su propio partido le restara cerca del 40% del electorado con que contaba. Pero bueno ya hemos dicho que la suma de los partidos pequeños puede hacer la diferencia para alcanzar el triunfo electoral.

 

En una contienda cerrada como la que se espera los partidos pequeños se convierten en las princesas deseables que los candidatos quieren llevar al baile, lo que valida la famosa frase: El poco poder de los partidos de minoría son el deseo de los partidos de mayoría”.

 

 

PACTO POR LA PAZ

El presidente del Consejo Consultivo Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, en el marco de la Cumbre de Negocios que se lleva a cabo en nuestro estado, propuso un “Pacto por la Paz”, que involucre a todos los actores de la sociedad mexicana. La pregunta necesaria ¿a todos?,  ¿quiénes son todos?

 

Vaya que encontrar respuesta nos obliga a mirar a los partidos políticos, los empresarios, la iglesia, los poderes del estado, y como se verá todos ellos han sido infiltrados por el narcotráfico, tanto así que ante los ojos del mundo, se habla de un país en descomposición de su tejido social, con un estado que no es capaz de asegurar la seguridad de sus ciudadanos.

 

El combate a la corrupción y a impunidad son los ejes rectores del pacto propuesto, sin embargo es necesario que se explique cómo se va a implementar, y aquí se nos viene a la memoria los pendientes de la actual administración, que a inicios de la misma se propuso combatir ambas calamidades, pero en la práctica ocurrió lo contrario al proteger a gobernadores y funcionarios corruptos del sistema, eh ahí las causas de la inseguridad que azota a nuestro país. Como dice el dicho. “Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir”.

 

AFINANDO LAS CANDIDATURAS DEL BLANQUIAZUL

Arrancó este sábado actividades con un claro interés electoral, nos referimos a Felipe Macías Olvera, jefe de la oficina de Ricardo Anaya, Presidente Nacional del PAN, quien se ha trasladado a Querétaro con el fin de buscar su postulación al VI distrito electoral; claro que cuenta con el apoyo de su jefe, lo que da cierta ventaja frente a otros competidores internos del blanquiazul.

 

HACIENDO LA AGENDA ELECTORAL

Ricardo Anaya se ha dedicado a la tarea de elaborar la agenda electoral para el proceso electoral 2015, que contempla 3 rubros: la inseguridad, la corrupción y la impunidad. Vaya todo parece indicar que se trata de aprovechar lo que no ha hecho el PRI.

 

Si bien el Presidente Peña Nieto ha propuesto la Comisión Anticorrupción, proyecto que está en la Cámara de Senadores, resulta insuficiente ante la magnitud del problema y porque se ha demostrado que falta voluntad política para que esta pueda alcanzar sus verdaderos objetivos.

 

La propuesta de Ricardo Anaya de un Sistema Nacional Anticorrupción, resulta un proyecto de buenas intenciones que involucra la participación ciudadana y se le otorgan mayores facultades a la Auditoria Superior de la Federación.  Todo parece bien, sin embargo nos encontramos que cuando tratamos de aterrizar el proyecto, intereses muy vinculados al poder impiden la realización del mismo. Como dice el refrán: “Todo está bien hasta que empiezas a pisar la cola”.

 

 

Comentarios