"Celebrando a México"

Oscar Peralta Casares

Estimados amigos, una  de mis fechas preferidas es precisamente el 16 de septiembre y les voy a explicar porque; yo me considero un apasionado de mi país, reconozco todo lo que representa y todo lo que personal y profesionalmente me ha dado, me siento responsable, desde mi trinchera, de hacer que este sea un mejor lugar, no por mí, ni por mis hijos o mi familia, sino por todos los que habitamos este noble país; nuestro México es un lugar original y generoso, es una tierra llena de oportunidades.... También de necesidades, es un país con una naturaleza espectacular con climas para todos los gustos, con sabores que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo, con colores que llenan todos los sentidos, con aromas incomparables y con la mística y la magia que solamente nuestro país le regala mundo, por eso nadie, absolutamente nadie puede ser el mismo después de darse a la tarea de conocer y recorrer nuestro México.

Por eso también el día de la independencia es uno de mis días favoritos del año, porque festejamos a nuestro México, y por esa razón yo quisiera invitarlos a que en adelante, lo celebremos de dos maneras, la primera, la tradicional, la que a ustedes más les guste y la que representa la unión de la familia y los amigos entorno a nuestros símbolos patrios; y la segunda, dándole un regalo a México, ustedes sabrán decidir cuál es ese o esos regalo que año con año le vamos a dar a nuestro país, y es que las oportunidades son tantas, las posibilidades son tantas, que a México le podemos regalar muchas cosas; que se entienda bien y que suene fuerte, lo mejor que le podemos regalar a nuestro país es nuestro compromiso irrenunciable y absoluto para que a todos nos vaya bien: regalemos a México inversión para genera desarrollo y fuentes de empleo, regalemos respeto a las instituciones, regalemos educacion a nuestros hijos, no solamente académica, también cívica y social, regalemos un compromiso absoluto en contra de la corrupción en todos su niveles, regalemos educación vial, regalemos respeto a las personas y a sus costumbres, formas de vivir y de ganarse la vida, regalemos una actitud positiva, no complaciente, pero positiva frente a todos los retos que tenemos frente a nosotros, paguemos la hipoteca social que tenemos con México, porque si estás leyendo esto, quiere decir que eres uno de los afortunados (que no son tantos) que ha tenido la oportunidad de educarse mejor que otros mexicanos. Regalemos eso, nuestro compromiso para acortar la brecha y unir a México reconociendo que no hay mexicanos de primera y de segunda, que todos compartimos el orgullo de nuestra tierra y que todos los mexicanos, por el simple hecho de serlo, somos mexicanos de primera.

México, como lo he compartido en algunos otros espacios, está en un momento histórico, tenemos la magnífica oportunidad de lograr que dentro de poco tiempo seamos un líder natural en America Latina y un jugador protagónico y global en el resto del mundo, por sus capacidades, por su infraestructura, por su bono demográfico, por su acceso a todos los mercados del mundo; y es nuestra responsabilidad no solo aprovecha y consolidar este momento histórico, sino potenciarlo para que ese liderazgo se consolide lo antes posible en beneficio de todos los que aquí vivimos, así que celebremos de esta manera a México, hagamos que las cosas sucedan, seamos agentes de cambio, pongamos la muestra actuando con responsabilidad y generemos ese cambio que no le corresponde a nadie más que a nosotros mismos. Celebremos a México y hagamos que sea el nuestro, el mejor México de toda la historia.

¡Ubícate! Los tres símbolos patrios de México son La Bandera, El Escudo y el Himno Nacional,  fomentemos un absoluto respeto por ellos. No hay nada más inspirador por ejemplo, que ver a una familia completa poniéndose de pie para entonar el Himno Nacional, y hablando de eso, ¿quién se lo sabe completo?

Comentarios