Carta abierta a los candidatos

Ángeles Ochoa

Para invitarlos a apoyar el altruísmo.

     Descubrir la energía interior y entregarla para renovar el mundo; he aquí el altruismo”. Rafael Barrett.

     ¡Lectores, seguidores y amigos! – me da mucho gusto saludarlos de nueva cuenta después del descanso en mis actividades, el cual no sé si fue muy merecido, pero me queda claro que sí fue muy necesario.

     Y refiriéndome a lo necesario e imprescindible de este mundo,  quiero hacer alusión al altruismo. Lo que decía como lo plasmo en la cita de apertura, Rafael Barrett, acerca de este tópico, me encantó porque esta cita realmente describe lo que es el ser altruista: DESCUBRIR LA ENERGÍA INTERIOR Y ENTREGARLA PARA RENOVAR EL MUNDO.

     Los que conocen mi estilo de hacer periodismo con causa y además como presidenta de una asociación civil, o a incluso, aquellas personas que estén algo involucradas o empapadas de lleno en el tema de la responsabilidad social, filantropía y similares, saben que aunque como ciudadana libre y amparada por la Carta Magna, ejerzo mi derecho a votar y ser votada, muy independiente de ello, me caracterizo como líder de opinión por ser imparcial, justa y administrada en mis opiniones en el tema de los partidos y candidatos a puestos de elección popular y política en general.

      Es decir, cuando se está en la interesante y noble posición de encabezar una organización de la sociedad civil como su amiga y servidora, se comprende que tenemos la responsabilidad y el derecho de escuchar a todas las propuestas emanadas de los candidatos que en caso de resultar ganadores llevaran a los cabildos, los congresos local y federal, así como a la gubernatura de las entidades federativas las leyes, propuestas, paquetes presupuestales, iniciativas de reforma etc. 

     Así que invito a la gente pensante (que siempre he dicho que todos somos pensantes, lo único que se necesita es activar nuestra participación), a que se entere de los planes de trabajo de todas las fuerzas políticas y sus abanderados, con el objetivo de que de en un plazo de aquí a tres años podamos ser un brazo ciudadano que no se limite únicamente a emitir su queja, sino que pueda ir llenando los resquicios para ocupar espacios ciudadanos que fomenten la participación, la inclusión y las propuestas para mejorar.

     Con el corazón en la mano, a las candidatas y candidatos, les digo, que en mi persona pueden encontrar una ciudadana comprometida, inteligente, leal, responsable, amante de ayudar a quien más lo necesita. Así que invito a más personas a seguirme y poder proponer y participar y juntos generemos el entorno de cordialidad y concertasesión, ingrediente indispensables para hacer distritos, municipios, estados y por ende un mejor país.

     Asimismo, desde mi trinchera de ciudadana altruista y comprometida conmino respetuosamente a las y los candidatos para que puedan marcar un antes y un después en este tema por medio de sus propuestas, sabiendo que al ser temerarios y acercarse a este tema, implica saber que también al hablar de organizaciones de la sociedad civil, se deberá entender que son entidades con personalidad jurídica, legal y fiscal, por medio de un acta constitutiva que las avala y crea derechos y obligaciones. Luego entonces, hablemos de hacer más amable el tema de los impuestos y crear una verdadera cultura en este tema, que aunque amo a mi país, existe en países de Sudamérica y no se diga en Estados Unidos y Canadá una mayor participación para el así llamado tercer sector.

     No pretendo continuar brindando datos, por el contrario, me gustaría más, despertar en ustedes la inquietud y el entusiasmo por adentrarse más en estos temas.

     Saben todos que cuando se trata de sumarse y apoyar a una causa que mejore todo nuestro entorno en sus diferentes matices, tanto ciudadanos, gobernantes , servidores públicos y empresarios con mi amigable mano y disposición para construir la actualidad y el provenir.

     Agradezco como siempre el apoyo y aprecio de mis lectores en espera de que las presentes líneas puedan más que decirles mucho, motivarlos y mover su corazón.

     No se pierdan la columna del próximo sábado en donde estaré abordando un tema también muy interesante.

     Me despido con mi acostumbrado “hasta siempre”, y que tengan una semana maravillosa.

Comentarios