03/02/2020
06:50
-A +A

Es cierto que el cáncer es una enfermedad muy compleja, multicausal y difícil de tratar. También es cierto que algunos tipos de cáncer pueden ser curados si se detectan a tiempo y se suministran los medicamentos adecuados. Es cierto también que los tratamientos son sumamente costosos y que por lo general se encuentran fuera del alcance económico de la gran mayoría de la población. De ahí la importancia de que el Gobierno de México suministre oportunamente dichos tratamientos a las personas que así lo requieran. No hacerlo es condenarlos a morir dolorosamente.

Por ello resulta reprobable el que la irresponsabilidad e ineptitud de los funcionarios de la Secretaría de Salud, que tienen la responsabilidad de adquirir y distribuir oportunamente los medicamentos adecuados contra el cáncer, hayan provocado un desabasto de dichos medicamentos interrumpiendo así tratamientos contra tan terrible enfermedad. Un desabasto que sin lugar a dudas provocó que el pronóstico de curación de miles de pacientes, entre ellos muchos menores de edad, se complicara. No hay duda que enfermos se agravaron y hasta fallecieron.

Por lo anterior y en el marco del 4 de febrero, día mundial contra el Cáncer decretado por la Organización Mundial de la Salud, es oportuno mirar no solo a la atención de quienes ya enfermaron sino también hacia la prevención. Afortunadamente muchos tipos de cáncer son hasta cierto punto prevenibles o curables si se detectan a tiempo. En algunos casos una revisión médica es lo aconsejable (ejemplo; cáncer de mama, cáncer de próstata) en otros para prevenirlos lo aconsejable es la eliminación del agente que los provoca o incita. Es importante tener presente que científicos de diversos países y con distintas ideologías ya demostraron fehacientemente que el contacto de ciertos productos con el cuerpo humano puede detonar cáncer. Tal es el caso de desechos radioactivos, algunos agroquímicos, la fibra de asbesto y también el consumo de ciertas drogas.

Con respecto al consumo de drogas que pueden llegar a producir cáncer y que no hay duda, están el tabaco, la marihuana y una serie de drogas sintéticas que simulan los efectos psicoactivos de drogas “naturales” como la marihuana misma. Insisto, la investigación científica es amplia y contundente, el consumo de tabaco es según el Instituto Nacional de Cáncer de España, la principal causa de cáncer y la principal causa de muerte por cáncer. El Instituto afirma que fumar tabaco puede ocasionar cáncer no solo de pulmón, laringe o boca sino también de esófago, estómago, páncreas, colon y recto, cérvix o cuello uterino y hasta algunas leucemias. En otro centro de investigación existe inclusive una línea de investigación que pretende descubrir la relación que aparentemente existe entre un feto —en mama fumadora— y la propensión a generar cáncer en la vida adulta de esa misma persona.

Por lo anterior es que una vez más en el Consejo Estatal Contra las Adicciones reiteramos la invitación a quienes son fumadores a que acudan a nuestras clínicas para dejar de fumar (tratamiento de 10 sesiones de 1.5 hrs, una sesión por semana, el resultado de éxito esta entre el 80 y el 90%), asimismo la invitación a que quienes son papás o mamás a que no fumen frente a sus hijos. El humo de “segunda mano” es aún más tóxico que el humo que inhala el o la fumadora.

Fuente de los Deseos: Ojalá entendamos que el mejor tratamiento contra el cáncer es la prevención. Ojalá que quienes fuman, no lo hagan frente a sus hijos. Ojalá que así como los no fumadores respetan el derecho a fumar de los fumadores, estos respeten el derecho de los no fumadores a respirar una aire libre del humo cancerígeno de tabaco.

 

 

Comisionado del [email protected]

 

Comisionado del Consejo Estatal contra las Adicciones.

Twitter: @TAMBORRELmx

Comentarios