18 / junio / 2021 | 01:09 hrs.

Campeón con todos los honores

Enrique Guerrero

Alemania midió al enemigo y lo hizo bien. Invadió territorio americano y venció. A la artillería teutona le bastó una genialidad, una oportunidad bien aprovechada por Mario Goetze, para que en tiempo extra, la Copa FIFA Brasil 2014 la llevasen a sus vitrinas con todos los honores.
Vencieron a una orgullosa Argentina que si bien por momentos se le puso al tú por tú y hoy lamenta la falla de Higuaín, también ve recelosa que su Messi, el llamado “Mesías” del Futbol, pasó de noche y los alemanes no perdonaron y la felicidad es para ellos como también para los brasileños que la verdad una tercera sacudida y no la hubiesen soportado, menos viniendo de su enemigo número uno en el continente y a nivel mundial. Bienvenido Alemania que ya alza y guarda cuatro títulos Mundiales en sus vitrinas.
Amargo Mundial, su Mundial, en el que la mayoría daba por hecho que caminaría en Caballo de Hacienda para conquistar su sexto título, fue para Brasil con una Selección que aplastada primero por Alemania 7-1.
Después recibió la “puntilla” a manos de Holanda 3-0, dos conjuntos europeos que los exhibieron, que desnudaron a su pobre defensiva haciéndoles 10 goles y de paso dejaron en evidencia a una ofensiva sin fuerza, sin idea y sin corazón que solo pudo hacerles uno, que si les hizo falta su estrella Neymar o no, eso ya es historia, lo lamentable fue este “sacrilegio” que se cometió en contra del futbol brasileño y de toda su hinchada que en su propia casa no pudo siquiera alcanzar el tercer lugar de su Mundial que costó despilfarros, problemas sociales y el fracaso deportivo.
Dicen que ésta no era la Selección de Brasil, sino de Felipao (Scolari), técnico que ya les dio un título en 2002 en Corea-Japón, pero que ahora de golpe y porrazo, ya nadie se acuerda de eso, sino del presente, del peor Mundial de Brasil en su historia, pues ni el “Maracanazo” dolió tanto como lo que sucedió esta ocasión.
Scolari por supuesto ya no seguirá en la selección y yo creo que ni en Brasil, pues la afición está herida y no lo va a perdonar como y tampoco lo harán con Camilo Zúñiga, el colombiano que lesionó a Neymar y a quien también los cariocas culpan de su fatal actuación en cuartos de final y luego en el duelo por el tercer sitio en Brasilia, donde fueron despedidos con un sonoro abucheo, en fin, Brasil con talento que emana en todo su territorio, seguramente sabrá curar esas hondas  y dolorosas llagas y en Rusia 2018 recuperará esa jerarquía mundial que lo caracteriza, por algo es el pentacampeón universal.
En nuestro futbol, Gallos Blancos, con una pretemporada hasta cierto punto positiva en la que sobre todo en los partidos amistosos, Nacho Ambriz, poco a poco ha ido delineando a su once titular, era de esperarse que lucieran los importados y naturalizados que suman seis y los otros cinco serán mexicanos de pura “cepa”.
Miguel “Negro” Martínez y Jonathan Bornstein (naturalizados), y la cuadrilla brasileña, que obvio esperamos que no carguen con la “salitre” de sus compatriotas en el Mundial, Camilo Sanvezzo, Ricardo da Silva, Danilinho y William Da Silva, sin contar a “Sinha”, otro brasileño naturalizado mexicano y al uruguayo Diego Guastavino.
Es decir, Gallos ahora tiene para dar y regalar jugadores de este status y lo importante será saber cómo trabajará Ambriz con este grupo que está lleno de talento y experiencia, desde luego se espera mucho más de Gallos en relación a otras temporadas en las que se sufría por no tener suficiente material humano o mejor dicho, limitado para aspiraciones más altas.
Hoy tal parece, no les falta nada, tienen todo para gustar y ganar y por qué no, hasta para golear a sus enemigos, -no a todos- aunque ya lo dijo el propio timonel, lo primero que buscará será el equilibrio, o sea solidez en la retaguardia y efectividad en la ofensiva.
Su primera prueba de fuego la tendrán qué sortear este viernes al recibir a Pumas de la UNAM en el Corregidora, será su presentación ante la afición de casa, en la que no deben fallar, pues sumamente importante será comenzar el campeonato con el pie derecho y qué mejor que desde ya los refuerzos aporten lo mejor de sí mismos y hagan gran equipo con el resto de sus compañeros, que se comprometan convencidos de que Gallos también es una gran institución del futbol mexicano, ya veremos de qué están hechos.
Hasta la próxima.

Comentarios