28 / julio / 2021 | 08:26 hrs.

Callando bocas

Ana Patricia Fernández

Hace apenas unos meses el futuro que le pintaba al Tri no era nada alentador, luego de tres cambios de entrenadores, de cambios de esquemas, de parados tácticos, de pruebas fallidas y una eliminatoria desastrosa era lógico pensar que el combinado nacional iría a hacer un verdadero ridículo a Brasil 2014.

Los más espantados: los patrocinadores, no imaginaban siquiera el tamaño de las pérdidas monetarias, era incalculable y la presión que ejercían sobre la Federación Mexicana de Fútbol era aún más grande.

El barco llamado selección estaba casi hundido, había que jugar un repechaje, al cual se llegó de milagro y con una ‘ayudadota’ del país vecino, Estados Unidos, por la combinación de resultados que se dio en el hexagonal final de CONCACAF.

Las cosas no marchaban nada bien y llegó Miguel Herrera a intentar salvar una tripulación que estaba a punto de ahogarse, nadie le diagnosticaba un buen final ni mucho menos le brindaba el beneficio de la duda, pero tampoco nadie contaba con su astucia.

Durante el tiempo de Miguel al frente del banquillo azulcrema se formaba dentro de sí, y sin su pleno conocimiento, un gran líder, quien resultaría ser el timón perfecto del barco tricolor que la FEMEXFUT, patrocinadores, televisoras y afición buscaban tan desesperadamente.

Hoy la selección mexicana de futbol ha sido una gran revelación, tomando las respectivas precauciones y sin exagerar, México ha demostrado tener carácter, pero sobretodo buen futbol para ‘faltarle al respeto’ en casa y con su gente al gran anfitrión, para propinarle tremendo baile a la selección de Croacia y también a Camerún, quienes muchos calificaban como el rival más débil del grupo A.

Callando bocas a propios y extraños, un técnico con experiencia nula en competencias internacionales ha rescatado, hasta el momento, el barco que todos veían hundido.

A sabiendas de que su andar por la copa del mundo apenas empieza, la participación de México ha sido muy buena y… ¿Por qué no ilusionarnos? Bien dicen por ahí que se vale soñar, así que, si bien no pensar en que México es favorito ante Holanda, podemos tener en mente que el Tri se va morir en la raya éste próximo domingo.

MÉXICO PIENSA EN NARANJA
La naranja mecánica tampoco es poca cosa, a veces la afición mexicana suele perder el piso demasiado rápido y con un par de buenos resultados ilusionarse de más. Bien es cierto que la selección llega en un buen momento anímico, no hay que perder de vista que Holanda es nada más y nada menos que la subcampeona del mundo y sí, también coincido con que en el mundial pasado dejó mucho que desear ante España en la gran final de Sudáfrica 2010, sin embargo, Holanda es de esas selecciones que van de menos a más. Con cautela y precaución habrá que ver el desempeño del ‘Piojo’ y sus pupilos el domingo, quienes estarán entre llegar a lo sublime o regresar a casa sin haber logrado el tan anhelado quinto partido.

Comentarios