25 / julio / 2021 | 02:08 hrs.

Calderón y el partido humanista.

César Lachira Sáenz

El Instituto Nacional Electoral (INE) dio el registro al Partido Humanista (PH), ligado a Felipe Calderón Hinojosa, ex Presidente de México y miembro del Partido Acción Nacional (PAN), así como a su esposa, Margarita Zavala. De acuerdo a sus estatutos se trata de una organización sin fines de lucro, que de ser aprobado contará con dinero de los contribuyentes mexicanos.

El PH que preside Ignacio Irys Salomón, quien fuera líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y posteriormente vicepresidencia del Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina (PASC), acusado, en su momento, de malversación de recursos público, le valió su expulsión del partido que encabezaba en ese entonces Patricia Mercado.

El ahora humanista busca seguir usufructuando los recursos públicos,  ubicándose en la extrema derecha nacional para estar acorde con el pensamiento fascistoide que está ganado espacios en el mundo especialmente en Europa, como es el caso de Francia e Italia.

Pero Irys Salomón no va sólo, lo acompaña el mismo Felipe Calderón como guía espiritual, quien había acusado que el PAN “ya no era un partido humanista”, aun siendo presidente se hubo declarado a favor del “humanismo político”, del cual se consideró parte y dijo que es la mejor opción para México y América Latina. Expresaba igualmente que los “gobiernos humanistas” son la mejor opción política para México y toda América Latina”.

Lo que sí podemos concluir, es que el grupo que conforma el PH tiene en común su habilidad para obtener recursos del Estado y poder vivir cómodamente de los mismos.

EL PERDÓN DE OCEANOGRAFÍA A CAMBIO DE UN VOTO.

Hemos comentado que el asunto de Oceanografía que involucraba a legisladores del Partido Acción Nacional era una “carta” de negociación que pronto se sacaría a la mesa, y así lo fue. El caso del senador queretano Francisco Domínguez Servién es una muestra de ello, y claro no podemos dejar de lado a los parlamentarios calderonistas que aunaron a la fracción del PRI para aprobar las leyes secundarias de telecomunicaciones.

Si bien la dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN) permitió una autonomía relativa en cuanto al voto, se hizo evidente que algunos votarían para encontrar el perdón de sus faltas.

Lo que sí ha llamado la atención es que los calderonistas que acusaban a Madero, actual líder del PAN, de sumisión a la política de Peña Nieto, ahora si apoyaron al Partido Revolucionario Institucional, por lo que se comprueba la frase que “más rápido cae un hablador que un cojo”.

En fin, bien sabemos que la política es pragmática de ahí que es comprensible la venta de indulgencias por el “pecado de Oceanografía”, y ésta ha sido la razón por la que Francisco Domínguez Servién dio su voto al PRI y ser parte del grupo de los 80 senadores que aprobaron las leyes secundarias en telecomunicaciones. En fin como diría el extinto Fernando Gutiérrez Barrios: “En política el perdón es la total sumisión”.

¿Y DÓNDE QUEDÓ EL PENAL?

Después del desastroso marcador de 7 a 1 de Alemania frente a Brasil resulta difícil la reelección de Dilma Rousseff. Los ciudadanos brasileños buscarán cobrar venganza ante la caída de sus expectativas futbolísticas. Ante el desastre brasileño, un penal que no fue penal resulta anecdotario.

Comentarios