Biotecnología, paso a pasito

Sin mayor escándalo, pero no por eso con menor fuerza, las empresas del sector de biotecnología se filtran en el éxito productivo y económico del estado. La apuesta por segmentos de investigación se perfila para el próximo año, de la mano con la consolidación del clúster especializado en este tema, que inició operaciones en febrero de 2013.

En días pasados, autoridades de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu), que lidera Marcelo López Sánchez, se reunieron con los integrantes del clúster de biotecnología, que representa Erwan Gilet, para atender la agenda de trabajo del sector.

Entre las acciones que se trabajan por parte de autoridades y el sector privado, están el arranque del clúster y la consolidación de las empresas que participan en el complejo. Nos comentan que en su mayoría, se trata de empresas medianas y pequeñas pero de alto contenido tecnológico, por lo que la intención es fortalecer a estas compañías y trabajar a la vez en algunos proyectos de infraestructura para que se detone una mayor atracción de inversiones en la industria.

Actualmente, la participación de las compañías en el clúster se centra en nutrición animal, donde hay una mayor actividad, así como en el desarrollo de ingredientes tanto para nutrición animal como humana y para el sector químico.

Entre las principales inquietudes de estas industrias están el desarrollo de nuevos productos, por un lado; y por otro, la integración de empresas locales. Lo importante, es que se trata de compañías que realizan buenos desarrollos tecnológicos, y que se podrían aplicar junto con otros participantes, para fijar cadenas de valor que deriven en productos finales de la mejor calidad para los consumidores.

Por parte de autoridades de la Sedesu, se trabaja también en el apoyo de proyectos de biotecnología a través de los fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y con los propios especialistas del clúster, para que se lleven a cabo investigaciones en conjunto con los miembros del complejo.

En otro tema, los representantes de la Secretaría de Desarrollo Sustentable se reunieron también con las autoridades de Secretaría de Economía y Nacional Financiera (Nafin) para impulsar un programa de apoyo para pequeñas y medianas empresas.

La idea es otorgar créditos a través de Nafin, que se colocarán con apoyo de banca de primer piso.

Los financiamientos serán desde 150 mil hasta 2 millones de pesos. Querétaro contará con una bolsa de 30 millones de pesos para apoyar a casi 100 empresas.

Sinsabores del plan de aceleración

Una buena noticia fue el Programa de Aceleración Económica, que anunció el Ejecutivo y que contempla recursos por 27 mil millones de pesos.

Una buena noticia que, sin embargo, no ha sido acogida con tanto ánimo por el sector empresarial, que está ávido de más acción, de mayor flujo de recursos y de mayor dinamismo hacia el interior del país. Así que también hay que poner todos nuestro granito de arena, porque es una responsabilidad conjunta que todos debemos asumir, para salir del bache económico.

En principio, la instrucción del Presidente fue otorgar todas las facilidades a los 31 gobernadores y al jefe de gobierno del DF, “para la pronta y rápida ejecución de los recursos inscritos en este programa”. Esperemos que estos montos se liberen con más rapidez y sin pretexto para que realmente cumplan su cometido.