Bicicleta, la opción de movilidad

Marcos Aguilar Vega

El ciclismo en el municipio representa menos de 1% de los viajes diarios y es percibido por muchos como una actividad recreativa más que un modo de transporte. De los encuestados, 90% señaló que las condiciones para los ciclistas en la ciudad eran inseguras.

La movilidad es uno de los temas que la actual administración municipal ha atendido con la finalidad de satisfacer la demanda que en este aspecto planteaban los habitantes de la capital del estado. Querétaro enfrenta el desafío de lograr un crecimiento ordenado.

Por eso es que una de las primeras decisiones que tomamos en el ayuntamiento de Querétaro fue crear la Secretaría de Movilidad. Luego diseñamos el Plan Estratégico de Movilidad (PEM) 2026, basado en el estudio encomendado a Steer Davis Gleave, una de las firmas europeas especialistas en la materia con mayor prestigio a nivel mundial.

De acuerdo a ese trabajo, el ciclismo en el municipio representa menos de 1% de los viajes diarios y es percibido por muchos como una actividad recreativa más que un modo de transporte. De los encuestados, 90% señaló que las condiciones para los ciclistas en la ciudad eran inseguras.

La bicicleta como opción de movilidad. El PEM 2026 plantea la necesidad de construir una red de ciclovías con calles y caminos seguros y atractivos; un programa de capacitación ciclista y un sistema de bicicletas compartidas públicas, para establecer el ciclismo como una opción factible para los viajes diarios.

Metrópolis como Bogotá, Los Ángeles o la Ciudad de México, han transformado la vida de sus habitantes, quienes han encontrado en el uso cotidiano de la bicicleta la mejor forma para movilizarse, gracias a su economía, rapidez, al aporte que brinda a la salud y a la forma segura que pueden hacerlo. 

La primera meta planteada en el PEM es reducir a cero las fatalidades en accidentes de tráfico para 2035, también conocida como “Visión Cero”. Para conseguir esta ambiciosa meta, uno de los objetivos específicos es incrementar la seguridad de los peatones y ciclistas, a través de la integración de los principios de diseño de Calles Completas en todos los proyectos de mejoras o construcción de vialidades, o al paisaje urbano.

Nuestra intención es lograr que este año el municipio cuente con una red de más de 200 kilómetros de ciclovías, que conectará a más de 300 colonias con diversos destinos y equipamientos importantes de educación, salud, comercio y servicios a lo largo de las siete delegaciones municipales.

Construimos la infraestructura que se necesita, interviniendo diferentes vialidades como Ezequiel Montes y la ciclovía Santa María Magdalena-Hércules, siendo esta la arteria principal del proyecto que pasa por el corazón de la ciudad. 

A esto se suman los kilómetros construidos en Avenida Cimatario, Paseo Querétaro y los adicionales, proyectados para la obra de Paseo Santiago.

Al concluir los 200 kilómetros de ciclovías que está construyendo el municipio de Querétaro, la capital estará dentro de las 5 ciudades con mayor infraestructura ciclista de América Latina.

Bicicletas compartidas. El sistema de bicicletas compartidas públicas contribuirá a la movilidad en el polígono del primer cuadro de la ciudad, además de que fomentará el uso de la ciclovía. El proyecto contempla la instalación de 50 cicloestaciones y 450 bicicletas compartidas, cuya inversión asciende a 30.7 millones de pesos.

Los usuarios encontrarán las cicloestaciones desde Constituyentes hasta Epigmenio González, y de Avenida 5 de febrero hasta Boulevard Bernardo Quintana. 

Un plus del sistema es que para utilizarlo se habrá de adquirir una membresía anual por 365 pesos o un pase por un día de 70 pesos. Este costo garantizará la protección del usuario, en caso de accidente, con un seguro contra daños a terceros.

Tenemos previsto que, a partir del inicio del sistema de bicicletas compartidas públicas, el límite de velocidad para los automóviles se ajustará a un máximo de 30 kilómetros por hora dentro del Centro Histórico, denominado “Zona 30”. 

Avanzamos. Nuestra meta es desincentivar el uso del automóvil particular, fomentar opciones alternas de movilidad —como la bicicleta— reducir la emisión de contaminantes atmosféricos y darle viabilidad a nuestra ciudad. Y ya dimos el primer paso. 

Comentarios