Batallas de septiembre | Querétaro

Batallas de septiembre

Fernando Islas

Fue justo durante una administración panista que las Fuerzas Armadas fueron llevadas a las calles para sumar a la guerra contra el narcotráfico.

El ánimo político a nivel nacional está tenso y álgido, las disputas en las cámaras legislativas han exhibido las fortalezas y debilidades de la oposición y de aquellos que convencidos del proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador, han salido a defender a capa y espada el proyecto de la Cuarta Transformación. Muestra de ello ha sido la experiencia mostrada por el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien de manera frontal, atinada y lejos de filias y fobias ha puesto en su lugar a aquellos oportunistas que aprovechan la ocasión para hacer gala de su pobre oratoria y mediocre fundamentación.

Es claro que México se encuentra en disputa, y los hoy opositores son capaces de caer en lo ridículo con tal de confrontarse con el Presidente y sus aliados, basta ver cómo los integrantes del grupo legislativo de Acción Nacional se han desgarrado las vestiduras por el tema relacionado con la presencia del Ejército en las calles, cuando fue justo durante una administración panista que las Fuerzas Armadas fueron llevadas a las calles para sumar a la guerra contra el narcotráfico, cuyo único resultado fue el nacimiento de nuevas agrupaciones delictivas que años después nos siguen robando la tranquilidad a las y los mexicanos; por si esto fuera poco, la derecha nacional decide buscar y señalar culpables de la trágica noche de Iguala donde desaparecieron 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, cuando el mismo PAN aceptó sin cuestionamiento alguno la versión otorgada por el ex procurador Murillo Karam, donde sostenía una verdad histórica, que no tenía nada de verdadera.

Curiosamente en el Senado, el grupo azul pidió cuentas al secretario de Gobernación sobre este caso, a lo que el tabasqueño respondió con datos duros y con un cuestionamiento que incomodó a más de un integrante de la oposición, refiriéndose al caso de la guardería ABC. Es claro, los representantes del pasado quieren de manera urgente regresar al poder a como dé lugar, no les importa el país, les importa su bolsillo.

Del otro lado del Río Bravo, el rey del montaje dio a conocer a través de su portal Latinus que la Sedena había sido víctima de un hackeo masivo, y que por coincidencia el ex conductor de Noticieros Televisa tenía en su poder información delicada sobre el estado de salud del Presidente y de la participación del Ejército en los mega proyectos que hoy en día se realizan en el país. Vergüenza le debería de dar a quien cuestiona al Presidente por no hacer público su estado de salud y aun así trabajar de lunes a domingo, desde temprana hora, curiosamente quienes buscan alarmar a la gente, son aquellos que creen que participar en la administración pública es una beca con cheque en blanco.

Ya en tierras queretanas, la clase política nacional se continúa paseando en nuestra entidad. No sólo vino Ricardo Monreal a darse cuenta que en Querétaro no tiene el respaldo que le habían contado sus cercanos, sino que a mitad de semana estuvo el líder nacional de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, entre otras cosas, entrevistando a posibles candidatos y candidatas. ¿Qué habrá pensado al percatarse que una de sus principales figuras en el estado vive una crisis política sin precedente en estos momentos? Tiempo al tiempo.

Comentarios