Banderas que aún son vigentes

Adolfo Camacho Esquivel

La bandera por la democracia y por la patria sigue ondeando y por ahí es por donde debemos seguir avanzando.

En el Partido de la Revolución Democrática vivimos momentos importantes de introspección y reflexión. No es para menos, ya que el momento que los partidos políticos atraviesan, en general, y la visión política de la izquierda, en particular, requiere de replanteamientos para procurar viabilidad en postulados, principios y maneras de organizarse.

Sobre ello, vamos reconociendo que ante todo hemos de procurar ser una oposición responsable y propositiva. Así lo hemos hecho desde hace 29 años cuando se fundó nuestro instituto político. Por ello, para mantenernos como una expresión vigente y con propuestas, hemos de echar mano de la agenda progresista que nos ha caracterizado. Nuestra bandera es y será priorizar una sociedad de derechos y libertades para seguir incidiendo en gobiernos y leyes cercanas a la ciudadanía.

En este sentido, siempre nos hemos caracterizado por ser un partido que debate y construye propuestas por el bien de México. Como instituto político hemos sido promotores de temas de trascendencia en la agenda nacional. Así ha sido con temas como el de eliminación de violencia política sobre las mujeres, reconocimiento de derechos a personas con discapacidad, reivindicación de la agenda de diversidad sexual y construcción de proyectos en beneficio de las juventudes. En resumen, hemos sido una constante expresión política que busca que la ciudadanía se empodere, participe y se involucre en los temas públicos del país.

Es así como en este proceso de análisis habremos de ir identificando los errores y desaciertos que se han cometido, con el propósito de elegir la ruta que hay que tomar. También es importante que vayamos comprobando los aciertos, para no dejar de reivindicar esas causas y agendas que nos han caracterizado como la fuerza política progresista de México.

Por otro lado, hay que reconocer el papel que en estas elecciones desempeñaron nuestras y nuestros militantes. Los resultados electorales que obtuvimos como PRD fueron gracias a ellos y a ellas. Además, la aportación que desde el PRD hicimos para que las candidaturas comunes y las alianzas con el Frente prosperaran en algunas zonas del país se debió al trabajo y la lealtad de perredistas que siempre se han mantenido con convicción y compromiso. Por ello, debe ser responsabilidad del partido saber responder a la lealtad de nuestra militancia para rescatarla, mantenerla y fortalecerla.

Finalmente, al interior del partido habremos de seguir con los diálogos y el debate sobre lo que viene para el sol azteca. Mientras tanto, soy de los convencidos que piensa que nuestros pilares están, es a ellos a los que debemos de recurrir siempre, y sobre los cuales debemos trabajar en todo momento. Uno de estos son las causas que nos acercaron al partido y sobre las cuales se mantienen reivindicaciones pendientes. Otro pilar es nuestra militancia, a la que nos debemos por leales, comprometidos y siempre al pie de las mejores causas para nuestro país.

Por ello, no nos detengamos. . La bandera por la democracia y por la patria sigue ondeando y por ahí es por donde debemos seguir avanzando. La bandera por la democracia y por la patria sigue ondeando y por ahí es por donde debemos seguir avanzando.

 

Comentarios